José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

El Consejo Económico y Social de Castilla y León ha publicado recientemente un interesante informe en el que, sobre las bases publicadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, se lleva a cabo la primera estimación de la renta agraria en esa región durante 2019 hasta situarla en los 2.166,55 millones de euros. Ese dato supone un descenso de casi el 22% en relación a la cifra de 2018 cuando se situaba en los 2.776,68 millones de euros.

Separando la producción animal y vegetal conviene señalar como el valor de primera crece un 3,2% hasta los 3.041,84 millones de euros frente a los 2.945,31 alcanzados en la campaña pasada, mientras que en el caso de la vegetal la disminución es del 18,8% cayendo desde los 3.119,28 millones de euros a los 2.535,20 que se registran en las estadísticas de 2019.

La caída de la producción de los cereales, el vino y los cultivos industriales son las principales razones de esa reducción.

El valor de la cosecha de cereales en 2019 se ha situado en los 1.115,64 millones de euros cayendo un 24,5% en relación a la de 2018 cuando se obtuvieron 1.475,85 millones. Conviene señalar como la producción de cereal en 2019 fue de 4,8 millones de toneladas frente a los 7,8 de 2018, cuando se habló de una recogida histórica. Destacar que, según las zonas, las pérdidas llegaron a alcanzar el 50%, aunque son datos muy desiguales por comarcas e incluso por localidades, ya que la superficie sembrada fue casi la misma con 1,8 millones de hectáreas.

Los cultivos industriales, entre los que se incluye la patata, la remolacha o el girasol, sufren una fuerte bajada, del 21,1%, en su aportación a la renta agraria cayendo desde los 294,80 millones de 2018 a los 232,82 de 2019. En unos porcentajes similares de bajada se sitúa el vino, con una merma del 20,5% reduciendo su valor de los 194,80 millones de euros en 2018 a los 154,85 de la campaña posterior.

Finalmente, por lo que al apartado vegetal se refiere los forrajes soportan una merma del 12,7% ya que en 2019 aportan a la renta agraria de Castilla y León 429,75 millones de toneladas desde los 492,16 de 2018.

GANADERÍA

El sector porcino lidera la aportación de la ganadería castellanoleonesa a la renta agraria regional, conviene destacar como en la región hay un tradicional equilibrio entre las dos ramas: agrícolas y ganaderas. El porcino sube su participación de tal forma que gana un 11,8% hasta alcanzar los 1.234,90 millones de euros, el sector que aporta en general, mientras que en 2018 fue de 1.103,58 millones.

También al alza se sitúa el vacuno de leche con un importe conjunto de 564,27 millones de euros con un ascenso del 3,5% en relación a 2018.

Vacuno, ovino – caprino y huevos a la baja. En el caso del vacuno la disminución es del 3,1% pasando de los 603,33 millones de euros de 2018 a los 584,69 de 2019; un 3% es la bajada del segundo de estos sectores que ve como su aportación a la renta agraria de Castilla y León en 2019 se sitúa en los 196,94 millones frente a los 202,95 del año anterior; finalmente, la producción de huevos alcanza un importe general en la región de 175,716 millones de euros cayendo un 10% frente a 2018 cuando fue de 194 millones.