Agronews Castilla y León

La renta agraria de Cataluña incrementó, a precios corrientes, un 3,36% en el año 2016, respecto al 2015, hasta alcanzar los 1.723,6 millones de euros , frente a los 1.667,5 de aquel año. De acuerdo con la estimación que efectúa el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) de la Generalidad de Cataluña, el año 2016 se rompe la tendencia a la baja de los últimos años.

Los consumos intermedios (costes de producción), con un gran peso dentro de una producción agraria tan intensiva como la catalana, disminuyeron un 4,2%. La producción final agrícola subió un 3,1% y el valor de la producción final ganadera fue inferior en un 2,41%. El resultado final es este incremento del 3,36% de la renta agraria en 2016 en relación a 2015.

Los consumos intermedios son los que tuvieron un comportamiento más favorable hacia la renta, con la caída del 4,2%. Esta disminución es atribuible a una importante reducción del gasto en alimentos para el ganado ya la bajada del precio de la energía, carburantes y lubricantes, que compensaron sobradamente la subida de precios de semillas y plantones y de los fertilizantes.

El aumento del valor de la producción final agrícola se debió, principalmente, a una muy buena producción de cereales, que compensó unos precios peores que en 2015, ya unos precios de la fruta fresca relativamente mejores que en 2015. Ambos productos compensaron el descenso del valor de los frutos secos y del aceite de oliva.

En cuanto a la producción final ganadera, la causa del descenso hay que buscarla en la baja generalizada de los precios de todos los productos ganaderos, excepto el vacuno, que incrementó casi un 3% la producción y un 4% el precio.

 

NOTA: La renta agraria a precios corrientes se mide con los precios de cada año; en cambio, a precios constantes se mide con los precios de un año de referencia (año base 2010). De esta manera, la renta agraría a precios constantes no incorpora las variaciones del nivel general de precios. Para calcular la renta agraria a precios constantes se utiliza el deflactor del PIB, proporcionado por el Idescat.

Sección: