José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

 

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha clausurado hoy, 15 de diciembre, en Valladolid la Jornada Técnica de Remolacha organizada por la cooperativa ACOR.

Jesús Posada, presidente de la entidad vallisoletana, ha querido destacar que el encuentro pretende animar a los agricultores que ya son socios de la cooperativa a sembrar más remolacha de cara a la campaña que viene y para que aquellos que no lo son nos conozcan y pueden llegar a serlo en un momento dado. “Las perspectivas del precio del azúcar son esperanzadoras y confiamos en que eso anime las siembras”, concluía el máximo responsable de ACOR.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, tras agradecer la invitación de ACOR a las jornadas, quiso destacar la preocupación de la entidad provincial por la situación de agricultores y ganaderos que son una parte clave de la economía rural, generando empleo y asentando población. “No tenemos competencias en esta ateria pero a pesar de ello, hemos apoyado la reciente creación de productores de piñones en Pedrajas, presentado alegaciones al nuevo Plan Hidrológico del Duero, colaborado con la consejería en el control de la población de topillo…” concluía Íscar que destacó la figura de la cooperativa ACOR como referencia del sector agrario de la provincia.

Finalmente, el Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, reiteró que la región produce el 85% de la remolacha de España, siendo este un sector estratégico que genera más de 3.500 empleos directos, 2.153 directos en el sector primario y otros 1.300 en la transformación.

“La remolacha tiene un valor social clave, genera empleo, asienta población, de tal forma que es uno de esos sectores que anima a la incorporación de jóvenes… pero, además los profesionales han hecho un gran esfuerzo para mejorar su rentabilidad de tal forma que los rendimientos en pocos años han pasado de una media de 70 toneladas a más de 105”, aseveró Carnero, subrayando el valor medioambiental del cultivo, algo que se ha puesto en evidencia en un estudio que han realizado ACOR, Azucarera y el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León que ha demostrado que la remolacha es el cultivo que más CO2 absorbe, contribuyendo de forma decisiva al control de la huella de carbono.

Precisamente por todo ese valor, ha concluido el Consejero, se ha logrado que entre el 2023 y el 2027 los remolacheros de la región vayan a percibir más de 13 millones de remolachas como consecuencia de una de las ayudas asociadas de la nueva PAC, aunque señaló que se está trabajando para que esos importes se gestionen dentro del segundo pilar de la Política Agraria Común como una ayuda agroambiental.

 

Sección: