• Destaca por su elevada producción de leche que hace que muchos ganaderos opten por esta raza
  • Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Navarra se reparten las 130 ganaderías

La raza Assafe está en auge en parte por su versatilidad –de uno a cinco-seis partos al año– y por la gran producción de carne. Así se puso de manifiesto en las jornadas profesionales dedicadas a esta raza, en las que se destacó la rusticidad y adaptabilidad para el pastoreo, producción en intensivo o pastoreo en zonas desérticas.

Sobre la llegada de la raza a España, los ponentes realizaron un repaso desde su nacimiento en 1955 en un kibbutz de Israel a su llegada a España, de la mano del ganadero leonés de Gordoncillo José Luis Moncada. A partir de 1985, los hermanos Román de Ledesma la traen a Salamanca y actualmente, esta raza cuenta con 130 ganaderías en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Navarra con un centro de machos ubicado en la localidad zamorana de Villaralbo.

José Arévalo, presidente de Assafe, destaca que esta raza está en un momento de expansión importante que atribuye, entre otros motivos, a la importante mejora genética que vienen realizando los ganaderos, sumado a la sanidad y al manejo adecuado. “Estamos con mucha proyección, vendemos animales fuera, genética y hay mucho interés por parte de países americanos por la raza”.

Este interés, afirma Arévalo, se debe principalmente a su alta producción láctea, ya que frente a la media que producen otras ovejas “en torno a los 200 litros, muchos ganaderos de Assafe tienen medias de 350-500”. Respecto a la situación del sector, similar al resto, “con precios de la leche muy bajos y unos costes de producción elevados”.

Rosa María Fernández

Agronews Castilla y León

Provincias: