María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

En la localidad zamorana de Valcabado recala el único pastor que posee un rebaño de 1.000 ovejas de raza Castellana negra. Su nombre es Jesús Mañanes Alija, un ganadero que tiene una gran singularidad y que lo convierte en el único de la provincia con este tipo de animal.

Su vida se reduce a ordeñar y estar todo el día con el ganado. Es un pastor de los pies a la cabeza que “ha mamado” el oficio desde pequeño. Su abuelo ya tenía este trabajo y su padre también. El dice que “mantengo las ovejas porque me gustan mucho pero llegará un día que me cansaré”. El tiene tres hijos pero ninguno de ellos quiere seguir en el oficio por lo que seguro no tendrá relevo y se terminará en él, el trabajo que le ha llevado a mantener a su familia.

Jesús Mañanes es un joven pastor de 45 años. De los 1.000 animales que tiene unos 450 son para el ordeño. El está dentro de varias asociaciones ganaderas como la Nacional de Criadores de Raza Castellana (ANCA) y está también en la Denominación de Origen del Queso Zamorano y en la Indicación Geográfica Protegida del Lechazo de Castilla y León.

En la actualidad la situación por la que está pasando la ganadería no es nada buena. Lo dice Jesús claramente “el pienso ha subido un 30 por ciento, la luz, los insumos como el gasoil, todo está por las nubes y las ovejas, especialmente esta raza dan la leche que dan, aunque intentes mejorarla puedes subir un pico pero nada más, tiene una base de producción y con esa base no puedes vivir”. Esta profesión es “muy dura”, reconoce. “Si no nos incentivan con el precio de la leche la rentabilidad no está clara, el pastoreo tenía que estar más incentivado, con la leche hay comunidades autónomas como Castilla-La Mancha que está defendiendo la Denominación de Origen y en Zamora se va a perder porque no está bien”. “ El lechazo funciona muy bien pero la leche no”, asevera.

Lo curioso de su explotación es que todos los animales son de raza castellana negra. “me gusta mucho está raza, soy un apasionado de ella”, afirma, “es una oveja rústica, que aprovecha muy bien los pastos, también en la cría de los lechazos da unos buenos corderos, bastante bien engrasados, también depende de la genética que hayas podido ir haciendo con ella”. El tema de los precios es otro de los problemas que tienen los ganaderos en la actualidad. Jesús tiene claro que “si pagaran más por la leche, seria rentable pero no lo hacen”. El cobra entre 1,20-1,25 por litro de leche pero “el pienso me sale muy caro porque vale mucho dinero, las industrias no tienen ganas de negociar porque están muy a gusto en sus trece, pero es que si incrementan el precio nos llevan a la ruina” asevera.

Cada vez quedan menos pastores que opten por las razas autóctonas como la castellana o la churra. Jesús es socio de la Asociación Nacional de Raza Castellana (ANCA) a la que pertenecen en la actualidad unas 80 ganaderías en toda Castilla y León. Las explotaciones agrupan a 47.000 animales de castellana blanca y negra. Y apenas un 10 por ciento de esas ganaderías son exclusivamente de variedad negra. Entre ellas, la que tiene Jesús, única en Zamora.

Sección: