Agronews Castilla y León

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio estima que se está produciendo un cambio de tendencia en la presencia de tuberculosis bovina en Extremadura ya que, cuando se han analizado el 55% de los rebaños regionales, la prevalencia de la enfermedad es menor a la final del año pasado a pesar de que se ha priorizado el análisis de las explotaciones afectadas. A pesar de que la prevalencia de la tuberculosis se mantiene en un 11,5%, la consejería prevé que al final de la campaña la prevalencia por rebaños será significativamente inferior a la de 2015. Así se ha puesto de manifiesta durante la reunión de la Mesa de la Tuberculosis quetuvo lugar ayer, 31 de mayo, en Mérida y en la que han estado presentes representantes del Ministerio de Agricultura, la Universidad de Extremadura, colegios veterinarios y organizaciones agrarias, entre otros. La consejera de Medio Ambiente, Begoña García, ha destacado la colaboración existente entre las distintas administraciones, y ha matizado que un problema “tan serio” como la tuberculosis “no se soluciona con ocurrencias, ni manipulaciones partidistas, sino con trabajo, rigor, seriedad y diálogo”.

Asimismo, la consejera destacó un dato claramente positivo y es que  ha bajado en un 40% el número de animales afectados respecto al ejercicio 2015. "En una situación de saneamiento ganadero con una elevada infección en campo como la actual, los resultados de las medidas adoptadas se verán a medio plazo. Se está  avanzando en el control de este brote, que ha sido profundo y amplio aunque debemos seguir manteniendo las medidas que hemos puesto en marcha e ir implementando otras" aseguró García. La consejería entiende perfectamente a los ganaderos afectados, que padecen en sus propias carnes la situación, por ello Begoña García recordó el notable incremento del presupuesto destinado a sanidad animal para realizar las campañas sanitarias y poder pagar las indemnizaciones por animales muertos.

Entre las medidas expuestas durante la reunión, la consejería explicó la puesta en marcha de un decreto de vaciado sanitario para las explotaciones afectadas que les permitirá comprar ganado. Asimismo, se detalló el decreto para la construcción de cebaderos comunitarios, así como la orden de subvenciones de los cotos de las sociedades generales de cazadores para la retirada de los SANDACH. 
 
En materia cinegética, se triplicarán los precintos dispuestos para jabalí en el 65% del territorio extremeño, mientras que se duplicarán los de cierva para el control de la población. Asimismo, de manera preventiva, se autorizarán las acciones cinegéticas de daños a la agricultura, ganadería y la caza menor en el 65% del territorio. Por otro lado, en las zonas de caza mayor se permitirá la batida sin cupo de jabalís en las monterías y se incrementarán los cupos de ciervas y de las hembras de gamo.

Sección: