Agronews Castilla y León

Con motivo de la pertinaz sequía padecida por varias cuencas hidrográficas en el año hidrológico 2016/2017, entre ellas la nuestra y particularmente el Sistema Órbigo, el Gobierno promulgó el Real Decreto Ley 10/2017, de 9 de junio, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas, reflejándose en sus artículos 1 y 2 las condiciones y medidas que se pueden adoptar para los usuarios perjudicados por dicha sequía (entre otras EXENCIÓN DE CÁNONES Y TARIFAS para aquellos que no hayan dispuesto del 50% del caudal de su dotación normal o que hayan tenido más del 20 % de daños en sus cultivos en zonas desfavorecidas como la nuestra).

A finales del mes de septiembre de 2017 y una vez concluida la campaña de riegos, se nos comunica a las Comunidades dependientes del Embalse de Barrios de Luna de que no podemos optar a la exención por el primer supuesto, por habernos sido suministrada el 57 % de la dotación que nos corresponde por el Plan Hidrológico de la Demarcación (3.750 m3/ha frente a los 6.600 planificados), por lo que para tener derecho a la condonación del Canon y la TUA teníamos que demostrar haber padecido más del 20 % de daños en nuestros cultivos como zona desfavorecida.

Teniendo en cuenta esta situación, 13 Comunidades de Regantes del Sistema Órbigo integradas en el Sindicato Central de Barrios de Luna que agrupan 40.669,23 has de regadío de las 53.000 existentes en el Sistema, se pusieron manos a la obra para demostrar los daños citados, contratando técnicos para realizar peritaciones de fincas, pidiendo informes a la LONJA Agropecuaria, Azucarera, Empresas compradoras de maíz, trigo, alubias, patatas, etc, al Sindicato Central de Barrios de Luna sobre el agua puesta a disposición de cada una y con qué periodicidad, demostrándose que las pérdidas en los cultivos superaban el citado 20 % y elaborando los pertinentes expedientes que fueron enviados a la Confederación Hidrográfica del Duero en febrero de 2018 con la solicitud de la exención del Canon de Regulación y la Tarifa de Utilización del Agua del Ejercicio 2017.

Después de múltiples reuniones celebradas, el 15 de noviembre de 2018 se produce una nueva reunión con la actual Presidenta de la CHD, Dña. Cristina Danés de Castro, en la que nos realiza una propuesta de compensación de 1.216.333,79, lo que suponía aproximadamente el 73,1 % de las cantidades previamente liquidadas en el Ejercicio 2017 por las Comunidades reclamantes que sumaban 1.663.931,31 €. Dichas Comunidades estudiaron dicha proposición y presentaron una propuesta consistente en elevar los daños al 81,3 %, que de ser aceptada significaría una devolución de 1.352.668,26 €.

Pasado todo este tiempo y tras nuevas reuniones celebradas, en el día de hoy representantes del Sindicato Central de Barrios de Luna como Entidad aglutinadora de las Comunidades reclamantes, nos hemos reunido con el Subdelegado del Gobierno en León, D. Faustino Sánchez Samartino, que nos ha ofrecido todo su apoyo para mediar ante la Presidencia del Organismo de Cuenca con el fin de dar una solución a nuestras reivindicaciones. Dicha mediación se ha producido y el resultado ha sido el compromiso de Dña Cristina Danés de Castro de resolver con la mayor urgencia posible los expedientes de daños presentados por las Comunidades afectadas en febrero de 2018.

Esperan los regantes que dicho compromiso se extienda también a la firma inminente de un nuevo CONVENIO DE COLABORACIÓN para la realización de la recaudación del Canon de Regulación y la Tarifa de Utilización del Agua, que ampare las liquidaciones de los Ejercicios 2018, 2019, 2020 y 2021, por medio del cual las Comunidades de Regantes reciben una compensación por realizar íntegramente la recaudación para la Confederación y actualizarle anualmente los elencos de propietarios.

Ambas medidas serían muy bien acogidas por los regantes dependientes del Sistema Órbigo y las Entidades que los integran, que muestran su satisfacción por el compromiso adquirido y agradecen la mediación del Subdelegado del Gobierno. De hacerse efectivas, supondrían un balón de oxígeno para sus economías, lastradas por la irregularidad de las campañas sufridas desde el año 2016, en las que o bien por el exceso de lluvias o por la falta de agua para riego, ha provocado una merma en su rentabilidad económica por no haber podido obtener unas cosechas óptimas.

Sección: