Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • La Declaración de Impacto Ambiental es positiva, pero denuncian que no se ha tenido en cuenta el rechazo social

     

En su toma de posesión como presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Cristina Danés, respondió a la pregunta sobre el futuro de los dos mini embalses que hay proyectados en la comarca leonesa del Órbigo, que ya cuentan con una Declaración de Impacto Ambiental positiva y, por tanto, dijo, “la idea es comenzar”. Algo a lo que se oponen, frontalmente, los habitantes de la zona que se ha constituido en Plataforma de Afectados por las presas de la Rial y los Morales, su presidente José Luis Fernández, califica de “justas” sus reivindicaciones y espera que, pronto, la propia Cristina Danés y también algún responsable del ministerio para la Transición Ecológica responda a la petición de un encuentro, que les han solicitado. Una reunión en la que exponer las “soluciones mejores” que, consideran, que existen y en la que transmitir “el sentimiento contrario a las presas y explicar los motivos”. Pero si el proyecto continúa en marcha, no duda en afirmar que “recurrirán a la vía jurídica”.

Una alternativa que, a su juicio, debe pasar por construir esas balsas “en el territorio donde se necesita el agua, en el Páramo y más abajo,  que se almacene allá donde es necesaria el agua y que se haga en años excedentarios, como éste”. Asegura el portavoz de los afectados, que el Páramo es una zona muy “extensa”, en la que “sacrificar 200 hectáreas no suponen nada”, al contrario de lo que ocurre en la ribera del Órbigo.

 

Sin tener en cuenta a los habitantes

El 31 de mayo de este año, el Boletín oficial del Estado recogió la autorización de impacto ambiental de las presas La Rial y Los Morales ubicadas en el municipio de Carrizo de la Ribera, propuestas por Confederación Hidrográfica del Duero para regular el río Órbigo. Desde la Plataforma denuncian que los documentos ambientales “se aprueban sin tener conocimiento del sentir real de la población, que se estudie la flora y fauna es interesante y necesario, pero lo es más que se tenga en cuenta la opinión de las personas, un estudio de Declaración de Impacto Ambiental sin tener en cuenta la opinión del ser humano es nulo”.

José Luis Fernández insiste en que el diseño del proyecto “solo” atiende a los que “piden más agua”, pero advierte de que esa “apetencia de agua no se culmina con estas dos actuaciones, es tan grande que intuyen que otros valles del Órbigo van a pretender ser anegadas para culminar la apetencia de 300 hectómetros cúbicos de agua que tienen tierras abajo. Son planteamientos primitivos, no es asumible y Europa seguro que lo entiende como nosotros lo entendemos”, añade.

Ante ese temor de construcción de más presas en torno al Órbigo, ya se ha comenzado a constituir una “superplataforma municipal” con el fin de “evitar que la ribera sea la despensa de agua”. En la plataforma actual se encuentran los ayuntamientos de Carrizo de la Ribera, Cimanes del Tejar, Llamas de la Ribera, las Omañas y Turcia y está previsto que se sumen los municipios hasta “el contraembalse de Selga de Ordás, incluyendo a Santa María de Ordás, Rioseco de Tapia y Valdesamario. Toda una comarca con mucha población y frontal oposición a este tipo de actuaciones de almacenamiento del agua sin más, con el agravante de que el llenado es por bombeo y eso es inasumible”.

 

El proyecto

El embalse de La Rial prevé almacenar 23 hectómetros cúbicos de agua procedentes del río Omaña, bombeados a través del Canal de Carrizo, sobre una superficie de 166 hectáreas. Por su parte Los Morales ocupará casi 91 hectáreas para almacenar 11 hectómetros de agua.

Sección: 

Provincias: