Agronews Castilla y León

Miles de ovejas han recorrido estas últimas semanas las cañadas reales que las llevan desde Extremadura a las montañas del norte de Castilla y León, principalmente a los puertos de León, Palencia y Burgos. Es la centenaria trashumancia, una manera de criar el ganado en extensivo que se mantiene en España con una infraestructura única que data del siglo XIII. Los pastores que trashuman con su ganado echan de menos un mayor compromiso e inversión para mantener las cañadas reales en buen estado. En agosto se cumplirán 10 años desde que la trashumancia es Bien de Interés Cultural. La Fundación Monte Mediterráneo forma parte del Grupo operativo Ovinnova, un proyecto que pretende diseñar un modelo de negocio de prestación de servicios ganaderos para mejorar la competitividad del pastoreo trashumante.  Ernestine Lüdeke es la presidenta de la Fundación Monte Mediterráneo

 

¿Qué es la trashumancia?

Tiene muchas facetas y muchos aspectos, en primer lugar es un bien cultural español y una cosa única en el mundo con la perfección, la trayectoria y la infraestructura de aquí. Tiene aspectos ecológicos, culturales, sociales, económicos, es un sistema que para mí es la perfección. Es aprovechar los recursos para un ganado en el momento y el lugar idóneo, es una forma muy inteligente de gestionar el terreno y la ganadería.

 

En agosto se cumplirán 10 años desde que es Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial…

La declaración como BIC tiene 10 años y ésa es una de las contradicciones que sufre la trashumancia. Hay un gran reconocimiento por parte de organizaciones internacionales, administraciones públicas y  la población, pero por otro lado, no hay actuaciones para defender las cañadas reales, que tienen una anchura de 75 metros y, en muchísimos casos, son un basurero y de los 75 metros, en algunos quedan escasos tres o cuatro metros. Las cañadas reales están protegidas por ley desde el siglo XIII y es una pena que un bien histórico y cultural se deteriore de esta forma.

 

¿Qué aporta el ganado que trashuma?

Hay un aspecto ecológico, en el sur donde las ovejas están en otoño, el campo se protege de sobrecarga. En verano, cuando no hay comida ni agua en el sur, protegemos la dehesa y las estepas extremeñas de sobrecarga ganadera. En invierno, hay un servicio de cortacésped, de cortafuegos y el mismo servicio lo dan en el norte, donde las llaman ‘chicas bombero’. También diseminan semillas. El servicio que dan las ovejas en el sentido ecológico es enorme, pero en los tiempos modernos, la ganadería extensiva tiene un aspecto social importante y de trabajo, son puestos de trabajo que se podrían extender y podrían ayudar a las zonas despobladas.

 

Esa reclamación del mal estado de las cañadas reales, ¿a quién le corresponde mantener en buen estado esas vías?

Eso sería un trabajo en equipo. Ovinnova y Life Adapt han pedido al ministerio que, junto con las 4 comunidades autónomas (Andalucía, Extremadura, Castilla La Mancha y castilla y León) intente solucionar el problema y, además del apoyo moral, dar pasos concretos como limpiar, cuidar, vigilar las cañadas. La gestión de las vías pecuarias está delegada a las comunidades, pero es una ley nacional y deben implicarse las autonomías y el ministerio. Además de la trashumancia a pie, este año también suben en camión 13.000 ovejas. Se crean puestos de trabajo durante cuatro meses en los puertos para los pastores. Es una actividad ganadera que creo que tiene mucho sentido en tiempos de huella CO2, de comida ecológica, sana, de productos regionales, de recursos autóctonos, etc. también habría que posicionarse, si es una Ley del siglo XIII hay que posicionarse y defenderlo, no hay ningún país que tenga esta red de cañadas reales. En el siglo XIII inventar, gracias al Consejo de la Mesta, un sistema de gestión ganadera, ecológico, económicamente inteligente... No hay otra forma de gestionar el ganado más sostenible y más ecológico

 

Usted proviene de Alemania, ¿allí no hay nada similar?

Sí, hay pastoreo extensivo, de la Selva Negra bajan al valle del Rhin, y en África también hay pastoreo extensivo. No es exclusivo de España, pero lo fascinante es la infraestructura que se ha creado desde hace siglos y la protección, al menos teórica, que existe y aque siga habiendo personas que sepan hacerlo. Llevar 2.000 ovejas atravesando carreteras y ciudades tiene mucho merito, no lo hace cualquiera, eso es lo único en España. En Alemania hay cosas parecidas, pero no con esa perfección y esa envergadura. Es fascinante. 

Sección: