José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • ASAJA Valladolid organiza un encuentro para tratar de poner claridad en la complicada tramitación de la nueva PAC

Cerca de 200 agricultores y ganaderos se han dado cita hoy, 13 de diciembre, convocados por ASAJA Valladolid en una jornada en la que se pretendía aclarar buenas partes de las dudas que están surgiendo ante la puesta en marcha desde el 1 de enero de 2023 de la nueva Política Agraria Común.

José Ramón Alonso, presidente de ASAJA Valladolid y que actuó como moderador del evento, subrayó “que esta nueva PAC no nos gusta nada, desde nuestra organización apostamos por un modelo productor, como empresarios que somos, y con esta reforma sólo se nos ponen trabas a nuestro trabajo. Sólo queremos producir calidad y cantidad y hacerlo de una forma que nos sea rentable, y eso no parecen entenderlos en Bruselas”.

Por su parte, Donaciano Dujo, presidente regional de la citada organización agraria, quiso hacer un rápido resumen de lo que ha sido 2022 para agricultores y ganaderos destacando que “ha sido un año malo en producción, catastrófico en lo que se refiere a los costes de producción y lleno de ataques políticos a nuestra actividad”. “En cuanto a la producción sólo dos ejemplos: cae, por primera vez la producción en el sector lácteo, tenemos que importar más cereal del que producimos… de los costes de producción que os voy a contar con apartados en los que suben hasta el 100% lo que hace que la siembra de cereal vaya a caer la próxima campaña…”

“Y encima de todo esto tenemos que aguantar ataques continuos de nuestros políticos. Primera con una PAC, la que arranca en 2023 ,es una política agraria que no apoya la producción, sino que solo propone medidas más costosas de cumplir a los profesionales sin que aporten nada al resultado final de las producciones. Que decir del nuevo Plan Hidrológico del Duero, rechazado en la región, y que no propone ni nuevos regadíos, ni modernizar los actuales ni limpiar los cauces o de la alfombra roja que se le ha puesto al lobo para que siga atacando de forma continua los rebaños”, concluía Dujo.

Una PAC que no gusta en Castilla y León

Especialmente beligerante con la nueva PAC se ha mostrado Juan Pedro Medina, Viceconsejero de la PAC y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, destacando que la nueva Política Agraria Común apenas deja tomar decisiones técnicas a los agricultores y ganaderos sobre sus explotaciones y no apuesta por la producción en un momento de falta de alimentos, poniendo aquí como ejemplo el incremento de precios que se está viviendo, por ejemplo, en el azúcar.

“Esta es una PAC que no es para los profesionales, que no es profesionales, es una PAC marcada por las imposiciones verdes que llegan desde los despachos”, aseveraba Medina para subrayar que es “una política agraria que se lleva negociando desde 2017, que arranca en 2023 y que ya lo hace con flexibilizaciones para adaptarse a la situación que se vive actualmente con la guerra en Ucrania. Es una PAC en la que la excepción es norma”

El que fuera muchos años Director General de la PAC ha afirmado que, por ejemplo, se exige una condicionalidad reforzada sin dar nada a cambio a los agricultores y ganaderos, algo que no pasaba en el periodo anterior, mientras que se persigue a los productores más grandes por el simple hecho de serlo cuando la tendencia general es hacia un mayor tamaño para dimensionar en su justa medida la actividad agraria.

Para finalizar su intervención ante los medios de comunicación Juan Pedro Medina quiso destacar que “se autorizaba, en la nueva PAC, una flexibilización de hasta el 40% para los barbechos ante la posible falta de agua, ahora tenemos que hacerlo por el exceso de lluvias. Es que la agricultura es así”

 

Tags: 

Sección: 

Provincias: