Agronews Castilla y León

La pandemia ha provocado una auténtica revolución en muchos ámbitos de la sociedad que se ha tenido que ir adaptando a las nuevas circunstancias, ha habido sectores que han visto como su actividad casi se bloque frente a otros que están comprobando una fuerte aceleración de la misma. Aquí es importante subrayar el impulso que están viviendo las nuevas tecnologías y, especial, todo aquello que tiene que ver con lo digital.

Esa evolución se aprecia claramente en el mundo de las criptomonedas que si bien ya están en el mercado desde 2009 no es menos cierto que su auténtica explosión se vive en el 2017 aunque tras unos meses de pujanza estaban viviendo una cierta tendencia a la baja en su uso que ahora se ha relanzado con todas las consecuencias que ha provocado la pandemia.

Uno de los ejemplos más significados de ese “boom” en el empleo de las criptomonedas es la aparición de una moneda digital china, podemos saber de ella más en esta dirección, https://yuan-paygroup.com/es/ , por ser uno de los estados que se mostraba más reacio a impulsar este tipo de actividad financiera.

Lo primero que hay que destacar que esta moneda digital que tiene su origen en el denominada hace años “gigante dormido”, es que es una moneda “CBDC” es decir que está emitida por el propio banco central de ese país, lo que rompe un poco con la característica general de las “criptomonedas” de estar completamente centralizadas, ya que esta cuenta con el respaldo, con lo que esto supone de control, de una entidad financiera superior, que se encarga de administrar el activo y las transacciones que se pueden producir entre los clientes con ella. Así, ya el año pasado el Gobierno activó cerca de 1,5 millones de dólares de este “yuan digital” a distintos clientes interesados en participar en él, incluyendo no sólo a financieros chinos sino a otros de fuera de esas fronteras.

El YuanPay Group es uno de los únicos centros de distribución autorizados para trabajar con esa moneda. Es muy fácil comenzar a invertir con ellos. El primer paso es una hoja de registro sencilla en el que se nos demanda nombre, apellidos y un correo electrónico al que se remitirá un enlace en el que confirmar la veracidad de los datos emitidos. Tras esa fase se te redirige a la web para que se explica la forma de trabajar y realizar las inversiones en este tipo de criptomeoneda, siendo el paso siguiente el depósito en la cuenta de los fondos con los que se quiera llevar a cabo la correspondiente inversión, intercambiándolos por el “yuan digital”, siendo aconsejable iniciar la misma con cantidades pequeñas a la espera de que se comience a familiarizar con el sistema de “trading”.

En resumen, el mercado chino ofrece ahora una nueva oportunidad, el “yuan digital”, abierta a todos y con el respaldo del propio banco central de ese país.

Sección: