Agronews Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, junto al vicepresidente, Francisco Igea, han suscrito hoy, 17 de junio, el Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social en la comunidad con los portavoces parlamentarios del PSOE, Luis Tudanca, del PP, Raúl de la Hoz, de Ciudadanos, David Castaño, de Podemos, Pablo Fernández, y de Por Ávila, Pedro José Pascual.

El acuerdo establece 86 medidas que se centran en cinco grandes ejes: sanidad de calidad y equidad, economía y empleo, protección social, servicios públicos y financiación de la Comunidad tanto a nivel nacional como en la Unión Europea. El objetivo es garantizar la estabilidad política, económica y social para impulsar el futuro de Castilla y León tras la crisis sanitaria provocada por la Covid-19

Por lo que se refiere al sector agrario y agroalimentario, este acuerdo, más allá de las medidas generales de las que también pueden beneficiarse, propone tres aspectos claves para agricultura, ganadería, industria agroalimentaria y distribución:

  • Afianzar la posición común de comunidad ante la negociación de la nueva PAC, dado el alineamiento de los postulados de dicha posición con las consecuencias humanas, sociales y económicas de la crisis COVID-19. La nueva PAC, junto a la sostenibilidad medioambiental social y económica, debe procurar también la sostenibilidad alimentaria con una vuelta a los orígenes para ser capaz de dar respuestas de mercado rápidas y seguras con la premisa de la seguridad alimentaria.
  • Profundizar en los aspectos que afiancen el sector agroalimentario, dado su carácter estratégico, aún más en estas circunstancias, muy especialmente mediante políticas de rejuvenecimiento, incorporación de la mujer, digitalización, equilibrio de todos los eslabones de la cadena alimentaria, mejorando la posición de agricultores y ganaderos, y promoción de la excelencia y calidad de las producciones agroalimentarias en cada una de sus fases con el principio de “lo cercano y lo seguro”.
  • Aprovechar las posibilidades y expectativas que se presentan para el desarrollo rural de Castilla y León, desde la óptica del reequilibrio de los vínculos urbanos y rurales y ofreciendo la respuesta a las nuevas realidades con una perspectiva rural a los problemas rurales.