Agronews Castilla y León

Son diversas las culturas orientales que siempre ven las situaciones de crisis como una “oportunidad” más allá de un momento dramático. Precisamente este razonamiento es perfecto para tratar de explicar la coyuntura que se ha vivido especialmente en España pero en el conjunto de la Unión Europea en lo que al consumo de cítricos y muy especialmente de naranjas se refiere.

Además, ese incremento de la demanda se ha correspondido con el desarrollo de un nuevo canal de venta como es el mundo digital y las tiendas on-line en el que ejemplos como tienda.frutamare.com son una muestra clara de lo sucedido

Primera necesidad

Tras decretarse en España, y en buena parte de Europa, el confinamiento se produjo una de esas reacciones tan humanas como es el acaparamiento de productos y alimentos de primera necesidad, especialmente significativo fueron las desmedidas adquisiciones de papel higiénico y en general de productos frescos donde sobresalieron las patatas (aquí las ventas se dispararon en más de un 45% en las primeras semanas de aislamiento) y… los cítricos ya hablemos de limones, mandarinas y, sobre todo, naranjas.

Las razones de esas compras compulsivas de estas frutas hay que buscarlas en esa tradición no escita que asegura que la vitamina C es uno de los principales recursos naturales para obtenerla, logrando una cierta inmunidad con su ingesta. Así que viendo los similares síntomas de la  pandemia con la gripe parece lógico, más allá de que las evidencias científicas lo puedan reputar, que el conjunto de la ciudadanía y los consumidores volvieran sus ojos hacia las siempre apetecibles naranjas.

Un reciente congreso de AECOC, la asociación que aglutina a buena parte de las empresas que se dedican al gran consumo ha puesto en evidencia como en los primeros meses de la pandemia el crecimiento de la venta de naranjas en el denominado canal físico se ha elevado un 73%, pero tampoco es desdeñable el de la mandarina que crece un 58% o el de los limones que lo hace en un 88%.

Pero, más allá de esas cifras en las ventas en supermercados, grandes superficies o tiendas locales, es espectacular el aumento de esas cifras en lo “on line” de tal forma que en los primeros datos que se ha podido recoger se muestra como el incremento de la venta de naranjas por este sistema ha crecido un 250%, un 183% la mandarina y un 222% en el caso de las mandarinas.

La tienda FrutaMare es, un buen ejemplo de este avance. Creada por un grupo de productores de cítricos valencianos en 2018 con el objetivo de evitar los intermediarios y ganar en rentabilidad, tiene la capacidad de llevar a cualquier destino de España naranjas, en cajas de 10 – 15 kilos que, en apenas 24 – 48 horas, pasan del árbol al desino elegido por los consumidores conservando toda la frescura y sabor de un producto al que se deja madurar de forma natural  y que no se embellece con el uso de ceras.

Sección: