Agronews Castilla y León

 

  • Desde COAG se insta al Gobierno a que de forma urgente articule las normas jurídicas que hagan efectivas estas medidas tan importantes para el sector agrario

Desde la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos –COAG- de Andalucía, se quiere poner en valor que la modificación de la Ley de Cadena Alimentaria haya incluido unas importantes demandas de COAG para aliviar la presión que sufren agricultores y ganaderos ante la crisis que está viviendo el sector.

Estas reivindicaciones de COAG se refieren al establecimiento de bonificaciones adicionales a las que pueden recurrir los profesionales agrarios para reducir en algunas medidas el brutal incremento de costes de producción que, en el último año, se ha disparado de forma general en más de un 30%.

Estas bonificaciones están recogidas en la Ley 16/2021, de 14 de diciembre, publicada en el  Boletín Oficial del Estado (BOE)  del pasado miércoles día 15 de diciembre, por la que se modifica la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria. 

Sobre esta ley, COAG entiende que se han dado pasos muy adecuados en la mejora de la posición en la cadena de agricultores y ganaderos al conseguirse avances, parciales o completos, en cinco de las seis principales reivindicaciones que ha defendido el sector primario, destacando especialmente la prohibición de la venta a pérdidas en el último eslabón en la Ley de cadena, lo que supone un cambio sustancial al abrir nuevas vías de denuncia y control administrativo de esta lesiva práctica desleal.

 

Bonificaciones conseguidas

Aparte de las cuestiones propias de la cadena alimentaria, la Ley recoge dos demandas que COAG ha venido reclamando reiteradamente al Ministerio de Agricultura ante el incremento de los coste de producción, de un lado, la posibilidad de contratar dos potencias eléctricas distintas a lo largo del año, de forma que se pueda reducir la potencia contratada durante el periodo del año en que no se riega, evitando pagar por algo que no se utiliza y reduciendo así la parte de la factura eléctrica que corresponde a este concepto y, de otro, el establecimiento de bonificaciones que compensen el incremento del precio de tres de los principales inputs que soportan los agricultores como son el gasóleo, los fertilizantes y los plásticos.

Concretamente, la Ley, en un su disposición adicional primera, establece que el Gobierno posibilitará la contratación de dos potencias eléctricas a lo largo del año, discriminando la época de riego y la de no riego, así como la bonificación de hasta un 35 % y un 15 % de la factura del gasóleo y la de los plásticos y fertilizantes, respectivamente,.

Conforme a su redacción, las medidas contempladas en esta disposición, no son de aplicación inmediata, sino que debe plasmarse en normas ejecutivas, por lo que desde COAG instamos al gobierno a que de forma urgente articules las normas jurídicas que hagan efectivas estas medidas tan importantes para el sector agrario.

Tanto la doble potencia eléctrica como la bonificación para gasóleo y plásticos y fertilizantes son reivindicaciones que hemos estado trasladando reiteradamente al Ministro de Agricultura durante los últimos años, por lo que debemos felicitarnos por este resultado que responde al trabajo y reivindicación de COAG.

Sección: