Agronews Castilla y León

Un nuevo estudio de HFFA Research GmbH demuestra que la mejora vegetal en la Unión Europea impulsa la sostenibilidad socioeconómica y ambiental y puede compensar parcialmente las pérdidas de producción que podrían resultar de la implementación de las estrategias de la Unión Europea (UE) de la Granja a la Mesa y la de BiodiversidadEn promedio, en los principales cultivos herbáceos europeos el fitomejoramiento es responsable del 67% del crecimiento del rendimiento inducido por la innovación. Esto equivale a un aumento de rendimientos de un 1,16% anual.

Fuente: www.fundacion-antama.org

En un contexto de crecimiento poblacional constante, de amenazas naturales derivadas del cambio climático y de nuevas demandas y expectativas de los agricultores y todo el sistema agroalimentario, el estudio encargado por Euroseeds confirma el alto valor la mejora vegetal en la UE y la necesidad de un marco jurídico propicio para la innovación. En una evaluación ex post de los diversos impactos del fitomejoramiento en la UE en las últimas dos décadas, el estudio muestra que ha contribuido en gran medida a aumentar los rendimientos agrarios, así como a mejorar el mercado y las condiciones comerciales.

La mejora vegetal ha mejorado la disponibilidad de alimentos, ha logrado mayor prosperidad económica e ingresos agrícolas adicionales. Además, ha evitado el uso adicional de la tierra, reducido las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y limitado la pérdida de biodiversidad. El estudio también proporciona una evaluación ex ante, mirando hacia el futuro y buscando analizar los efectos potenciales del fitomejoramiento hasta 2030 y 2040 a la luz de la implementación de las estrategias europeas que ahora se debaten. En este caso, calcula que la implementación completa de las dos estrategias podría resultar en una reducción de la producción de cultivos agrícolas de más del 20%.

Además de un cálculo a nivel de la UE, el trabajo de investigación también incluye datos específicos de países para Alemania, Francia, España, Italia y el Reino Unido. A continuación detallamos las principales conclusiones del informe:

  • En promedio, en los principales cultivos herbáceos cultivados en la UE el fitomejoramiento contribuye aproximadamente al 67% del crecimiento del rendimiento inducido por la innovación. Esto equivale a un aumento de rendimientos en un 1,16% anual.
  • Sin los avances de la mejora vegetal en los últimos 20 años, la UE se habría convertido en un importador neto de todos los principales cultivos herbáceos en 2020, incluido el trigo y otros cereales.
  • El fitomejoramiento ayuda a salvar los escasos recursos de la tierra en todo el mundo generando mayores rendimientos por unidad de área. En otras palabras, el fitomejoramiento minimiza las importaciones netas de tierras virtuales de la UE. En ausencia de fitomejoramiento para los principales cultivos herbáceos en la UE en los últimos 20 años, la superficie agrícola mundial en 2020 tendría que expandirse en más de 21,5 millones de hectáreas.
  • El fitomejoramiento en la UE también asegura que se emitan menos GEI al ayudar a evitar cambios negativos en el uso de la tierra. Hasta 2020, se han evitado un total de casi 4.000 millones de toneladas de emisiones directas de CO2 gracias a las mejoras genéticas en los principales cultivos herbáceos europeos.
  • El fitomejoramiento en la UE genera un gran efecto positivo en la biodiversidad. Sin el fitomejoramiento en la UE en los últimos 20 años, se habría perdido hasta 2030 la biodiversidad global equivalente a la riqueza natural de 8,3 millones de hectáreas de bosques tropicales y sabanas en Brasil, o la de 11,8 millones de hectáreas de hábitats naturales en Indonesia.
  • La producción y las pérdidas en la oferta del mercado debido a la implementación total de las estrategias De la granja a la Mesa y la de Biodiversidad podrían potencialmente reducirse a la mitad con la mejora genética.
  • Las consecuencias negativas en el uso de los recursos naturales globales, como la tierra y las emisiones de GEI relacionadas y los problemas de biodiversidad, así como el agua, que pueden atribuirse a la aplicación de las estrategias europeas, pueden aliviarse entre el 50 y el 60 por ciento si asumismos el mismo progreso del fitomejoramiento que en el pasado durante los próximos diez años.

Sección: