Agronews Castilla y León

La tertulia online ‘Innovación y rentabilidad en inseminación artificial ovina’ celebrada por Reprovi que contó con la participación de algunos de los representantes del ámbito investigador participantes en el proyecto, abordó, entre los retos del grupo operativo, el de la reducción de la concentración espermática de la dosis seminal.

El objetivo del grupo operativo ante este reto es aumentar la difusión y la rentabilidad de un macho en un centro de inseminación mediante la disminución de la concentración espermática “siempre y cuando no se vea afectada la fertilidad de esa dosis seminal”, concreta Ina Beltrán de Heredia, investigadora principal del Departamento de Producción Animal de Neiker.

Una oveja normalmente se insemina con 400 millones de espermatozoides, concentración que corresponde a una dosis seminal. Por otra parte, la rentabilidad del eyaculado de un morueco viene a producir por salto entre seis y siete dosis, explica Beltrán de Heredia. “Nos atrevimos a bajar en 100 millones la concentración de espermatozoides para poder aumentar el número de ovejas inseminadas a diez, aproximadamente”.

“Para los centros de inseminación es una ventaja muy importante”, señala, “porque reduce la mano de obra y el ritmo de extracción a determinados machos”.

Christian de la Fe, catedrático y responsable del Grupo de Investigación de Sanidad de Rumiantes de la Universidad de Murcia, añade la cuestión de “la importancia de los aspectos económicos ligados a todo esto”. “Cuánto puede valer una dosis de un semental mejorante y cuánto puede valorizar todo el trabajo extra sacar algunas dosis más de determinados animales. Estamos en un momento clave en la producción general en que tenemos que sacar el máximo de la rentabilidad económica a todas las cosas. No puede ser que un ganadero no sepa cuánto le está costando una medida o cuánto se ahorra con otra”.

“En el caso de la IA”, concluye, “el hecho de poder obtener más dosis es un factor importante a todos los efectos”.

 

La mejora de la calidad microbiológica de la dosis seminal

Otro de los retos de Reprovi planteados durante la tertulia online ‘Innovación y rentabilidad en inseminación artificial ovina’ celebrada el pasado 24 de julio, en la que se analizaron de manera particular cada una de las líneas de trabajo que afronta grupo operativo, es la mejora de la calidad microbiológica de la dosis seminal.

Christian de la Fe, catedrático y responsable del Grupo de Investigación de Sanidad de Rumiantes de la Universidad de Murcia, apuntó que “el procedimiento que va desde que se obtiene semen de un morueco hasta que tenemos una dosis seminal que con posterioridad se va a conservar o bien se va a emplear directamente en los rebaños no está exento de posibles contaminaciones bacterianas”. “Cualquier bacteria que pueda llegar a contaminar el semen desde la recogida de muestra hasta la elaboración de la dosis seminal y su conservación y uso posterior puede tener una repercusión en la fertilidad, en la durabilidad de la muestra, en la calidad”, explicó.

Por eso, en Reprovi han evaluado los procedimientos en diferentes centros de inseminación para ver cuáles eran los puntos críticos. El objetivo: ayudar a establecer dónde hay que tener más cuidado o si hay que modificar alguna pauta de trabajo en el día a día, “siempre y cuando sea lógico”, especifica de la Fe.

“En general, los resultados han sido muy buenos desde el principio. La mayor parte de los puntos analizados presentan resultados normales. En algunos casos es imposible evitar que haya alguna bacteria, pero se mantienen en niveles bajos a efectos de una posible contaminación de la dosis seminal”, señala.

Sobre el procedimiento abordado, de la Fe indica que “lo que hicimos fue plantear en cada centro participante un primer análisis de diferentes puntos en base a la bibliografía existente de lo que podrían ser puntos críticos; otros los valoramos sobre la marcha. Se realizó un chequeo inicial con muestras que se sometieron a un análisis microbiológico exhaustivo, y se postularon ciertas pautas de trabajo y puntos de mejora asociados a algunos de los hallazgos microbiológicos que encontramos. Y con posterioridad, hace muy pocas semanas, hemos finalizado la segunda vuelta del análisis”.

Tags: 

Sección: