La mayoría de los ganaderos de raza ovina Assaf han decidido no presentar la solicitud para optar a la subvención que la Diputación de León ha ofertado para la adquisición de dosis seminales según la convocatoria de ayuda publicada en el BOP nº 28/2014 del 11 de febrero como medida de protesta a la política de apoyo al sector por parte de la Institución Provincial, que ha pasado de ser protagonista en el reconocimiento de la raza ovina en el año 2005 a simplemente “figurar” de cara al sector.

Según una nota de la Asociación de Criadores de esta raza, desde la adquisición de la finca El Toralino, en San Pedro Bercianos, la Diputación ha dedicado estas instalaciones a apoyar a los ganaderos de ovino de leche de la provincia de León, estableciendo en ella primeramente un rebaño de ovejas Assaf selectas y posteriormente un centro de sementales dedicado a la elaboración de dosis seminales para el testaje de los mismos a través de convenios de investigación con otros organismos y la asociación de ganaderos de León.

Sucesivos gobiernos provinciales mantuvieron su apoyo y el centro de sementales supuso un importante avance en la mejora genética de los rebaños de Assaf de la provincia, contribuyendo a mejorar la rentabilidad de las explotaciones y a considerar a nuestros ganaderos como un referente a nivel nacional de esta raza.

Decisión unilateral

El pasado año, aprovechando la finalización de estos convenios y amparándose en la crisis económica, la Diputación decidió unilateralmente cerrar el centro de sementales de San Pedro Bercianos y concedió un plazo a la Asociación Nacional ASSAF.E para que reubicase los sementales que tenía en sus instalaciones, viéndose ésta obligada a trasladarlos a otras provincias (Zamora, Madrid y Ciudad Real). De nada sirvieron los intentos de reuniones y negociaciones por parte de la Asociación Nacional para firmar nuevos convenios y que la finca El Toralino continuase como centro de sementales adscrito al programa de selección y mejora de la raza Assaf, a pesar de la importancia logística y sanitaria que para la asociación tenía.

León, cuna de la raza ovina lechera más productiva del mundo, y por la que se están interesando países de toda Europa y de América, dejaba de contar con el primer centro de selección de España para esta raza. La decisión era irrevocable. A cambio, la institución prometió apoyar de manera efectiva a los ganaderos de esta provincia a través de ayudas a la inseminación artificial y a la difusión de la mejora genética que, finalmente, plasmó aprobando una partida económica testimonial –habida cuenta del esfuerzo económico que todo proceso de investigación y desarrollo precisa para ser efectivo- y que ni siquiera adjudicó en su totalidad, excluyendo en la convocatoria de la ayuda a todos los ganaderos que no participan en el programa de mejora genética, es decir, a casi todos.

Por ello, y puesto que este año se ha vuelto a convocar en los mismos términos y con menor partida presupuestaria, estos ganaderos de la raza Assaf renuncian a solicitarla e instan a la Institución Provincial a que convoque en ejercicios sucesivos alguna ayuda que realmente suponga al sector un verdadero estímulo en la mejora de sus ganaderías.

www.feagas.com

Sección: 

Provincias: