Berta Redondo - Agronews CyL

Las delegaciones españolas de Asaja, Upa y Coag han estado presentes entre los más de 3000 manifestantes llegados de todos los puntos de Europa 

 

El día se ha despertado desapacible en Bruselas, pero la climatología belga no ha impedido que más de 3000 agricultores y 1000 tractores según las autoridades salieran a las calles bruselenses para clamar contra la delicada situación en la que se encuentran. El hundimiento de los precios de la leche tras la desaparición de las cuotas lácteas, un mercado de frutas y hortalizas que no se recupera después del veo ruso o la situación de la carne de porcino y vacuno han provocado la movilización del sector a más alto nivel. El objetivo era hacerse oír a las puertas de la reunión extraordinaria de los ministros de agricultura en Bruselas. Y vaya que si lo han conseguido: la respuesta ha sido masiva.

El tráfico en la capital europea se ha visto colapsado durante toda la jornada por la protesta de los agricultores venidos de todos los puntos de Europa. Desde la Estación Norte de Bruselas hasta las puertas de la Comisión Europea, los manifestantes han recorrido las calles bruselenses para exigir un cambio en la política agraria comunitaria bajo el grito “SOS Agricultura”.

 

Entre las columnas de agricultores que han viajado hasta Bruselas hoy, han estado también presentes las delegaciones españolas de Asaja, Upa y Coag. Ninguno de ellos ha querido perderse esta demostración de fuerza del sector.

“Se tienen que enterar en Europa de que la Unión Europea no tiene mecanismos para hacer frente a crisis como la del veto ruso” ha indicado para Agronews Lorenzo Ramos, secretario general de UPA. “La ministra parece atada de pies y manos y se enfada cuando nos manifestamos” ironiza Ramos, pero recuerda que en otros países como Francia el gobierno ha conseguido apretar a la industria para que no “machaquen” a los ganaderos. “Necesitamos una industria que no se arrodille ante la distribución, tenemos que ir juntos para garantizar la supervivencia del sector”.

“Lo que queremos es un precio justo que nos permita vivir de nuestro producto. Que el ganadero cuando vaya a entregar su leche sepa que le van a pagar por encima de los 34 céntimos de euro que cuesta producirla” defiende Lorenzo Ramos.

 

Por su parte, el presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo pide que la Unión Europea sea “una voz, un ejemplo de apoyo al sector ganadero que en estos momentos no vemos”. Dujo demanda un cambio en la política del sector lácteo con medidas de intervención y un incremento de la producción de leche en polvo y mantequilla entre otras. Sin olvidar el tema del veto ruso. “Hay que favorecer al sector productor. No podemos permitir que un ganadero pierda en España de media 100 euros al día por explotación” ha lamentado Dujo.

 “Hoy es un ejemplo de que los ganaderos de toda Europa estamos preocupados. No puede ser que trabajando se pierda dinero” lamenta Donaciano Dujo.

Tras la exhibición de fuerza por parte del sector en una manifestación que ha paralizado la capital de la Unión Europea y en la que se han producido algunos incidentes debidos a la tensión acumulada y a la impotente presencia policial, los agricultores europeos han conseguido llevar su voz hasta la misma puerta de la Comisión Europea. Dentro de ella, y fuertemente protegidos por las fuerzas de seguridad, los ministros de agricultura tienen en sus manos el futuro del sector en todo el continente. Ahora, por lo tanto, la pelota está en su tejado.

 

Sección: