Agronews Castilla y León

El pasado viernes, 22 de junio, se reunió la mesa de hortalizas con más de 20 asistentes, en Chatún, localidad de la Comarca segoviana del Carracillo,  en plena Tierra de Pinares. Lo que era una zona desfavorecida y con pocos recursos económicos, dedicada al aprovechamiento de los pinares,  ha sabido descubrir su potencial hortícola y ha conseguido situarse en lider en ese tipo de producciones, han sabido darle un valor añadido a esas tierras arenosas que dejaban los pinares, escaso potencial para los cultivos clásicos de la provincia como los cereales. 

Comprende los términos municipales de  (Sanchonuño, Gomezserracín, Chatún, Pinarejos, San Martín y Mudrián, Samboal, Narros de Cuéllar, Fresneda de Cuéllar, Chañe, Campo de Cuéllar, Remondo y Arroyo de Cuéllar) que aglutinan el 85% de la producción hortícola de la provincia de Segovia, y el 40% de toda la región. 

Castilla y León, con más de 30.000 hectáreas dedicadas al sector hortícola y con un volumen total de producción anual de 1.258.430 toneladas, es una gran productora. La relevancia de cultivos como la zanahoria, puerro o la cebolla radica en el volumen de producción, siendo la primera comunidad de España en los dos primeros y la tercera en cebolla. El sector hortícola y el de la patata tienen un valor económico cercano a los 250 millones de euros, lo que representa el 12% de la producción vegetal de la comunidad.

En la provincia segoviana se siembran 5.700 hectáreas de cultivos hortícolas, incluyendo en ellas la patata, lo que representa el 19% de la región. De estas, 3.000 hectáreas se encuentran en la zona del Carracillo. Segovia se encuentra a la cabeza regional y nacional en el cultivo de zanahoria y puerro, con una producción de 75.600 y 37.700 toneladas respectivamente.

La comarca del Carracillo se sitúa en cabeza en la producción de puerro, con el 50% de la producción nacional; y la tercera en cuanto a superficie y producción de zanahoria, ya que allís se obtienen los mejores rendimientos por hectárea de todo el país. Se trata de un cultivo que se ha adaptado perfectamente a los suelos de la zona, gracias a los cuales ha desarrollado una raíz más formada, unas cualidades óptimas de conservación para su mercado en fresco y un sabor atractivo para el consumo.

Hoy en día, en torno al 80% de la población que vive en la industria del Carracillo, lo que se cifra en más de 3.500 personas, sin contar los temporeros, se encuentran ligados al sector, bien como productores o trabajando en las industrias de transformación que llenan el mapa de la comarca. En menos de dos décadas, la población en la comarca se ha incrementado en torno a un 6%, aunque en algunos casos, como el de Sanchonuño, ha superado el 30%.

De la misma manera opina José Nieto, agricultor y transformador, que destaca que la horticultura es el sustento de la zona y que «no tenemos otra cosa». Como cultivos, señala que en estos momentos despuntan el puerro, la zanahoria y la remolacha de mesa, y que están disminuyendo otros como la lechuga, que antes ocupaba mayor extensión de cultivo.

El Carracillo despunta en cultivos, en fijación de población y en proliferación de empresas. Así lo señala un estudio de la Consejería de Agricultura y Ganadería que se fija en la zona, en el que se señala que la ratio de habitantes de entre 20 y 64 años por kilómetro cuadrado supera los 17, mientras que en otras zonas rurales de la región la media se encuentra en los 7,4.

La densidad de trabajadores referida a la superficie, también es tres veces superior en la comarca del Carracillo que en el resto del entorno rural de la comunidad autónoma, donde existe una media de 0,46 empresas por kilómetro cuadrado, dato que se multiplica casi por tres en la comarca, donde existen 1,28 empresas por kilómetro cuadrado, según datos de Agricultura.

Con estos antedentes, La Lonja de Segovia, es el único organismo independiente que tratar fijar precios orientativos para todas las partes, labor complicada pero que se hace semanal o quincenal dependiendo de las necesidades del mercado. La primera reunión de la Lonja segovia hortícola, el pasado viernes, se sentó las bases de esta campaña, con la presencia de más de 20 operadores, de Segovia, Valladolid, Logroño yAndalucía. Allí se acordó un precio de salida para la zanahoria de 0,30 centimos/Kgs,/origen agricultor, campaña que arranca con altos preicos debido a los problemas a la hora de sembrar por las altas lluvias de este final de invierno y primavera, y problemas de pudrición de la planta,

En semanas venideras la citada entidad fijará precios para varios productos más, patatas, puerros, cebollas y ajos

Sección: