• La mesa de porcino, celebrada en Ciudad Rodrigo, acuerda una cotización de arranque entre 2,74 y 2,95 euros/kilo, repiten los cochinos de pienso y suben lechones y tostones ibéricos
  • Sigue estable el porcino blanco, al alza de nuevo lechones y tostones
  • El próximo lunes no habrá reunión en Salamanca

Como es tradicional cada 30 de noviembre, San Andrés, la mesa de porcino que habitualmente se reúne los lunes en la Lonja de Salamanca, se trasladó hasta el salón de actos del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo. Es esta fecha festiva para los mirobrigenses cuando arranca la cotización del porcino ibérico de bellota. Teniendo en cuenta la evolución que ha vivido el sector del ibérico y el buen momento en el que se encuentra después de años en crisis, se esperaba con gran expectación el inicio de campaña.

Y no defraudó. La atención se centró en el arranque del ibérico de bellota, que parte entre 2,74 y 2,95 euros, el precio inicial más alto de los últimos años: 1,95 en 2012, 1,77 en 2011, 1,85 en 2010, 1,70 en 2009, 1,85 en 2008, 2,46 euros de 2007 o los 2,3 de 2006.  La mesa dejó sin cotizar el recebo y en el resto de categorías, todo  como las últimas semanas; el precio de los cochinos de pienso se mantiene sin cambios, suben tres céntimos los lechones y dos euros los tostones.

En cuanto al porcino blanco, estabilidad para los cerdos y cotizaciones al alza para lechones –un euro- y tostones, que suben dos euros la unidad.

El censo cae en Salamanca un 23% el último año

Este buen precio de arranque de campaña del ibérico de bellota se debe a la escasez de cochinos, consecuencia del cierre de muchas explotaciones los últimos años y, por tanto, de la caída del censo. La provincia de Salamanca cuenta con 343.442 cabezas, lo que supone el 63,5% de la cabaña castellana y leonesa y casi el 19% del censo nacional. Segovia, con 78.000 y Ávila con 51.400 le siguen de lejos. Sin embargo, como ocurre en el resto de comunidades productoras, sigue produciéndose un retroceso en la cabaña de ibérico que comenzó hace cinco años. Comparando la cabaña de ibérico actual con la de un año antes, el descenso en Castilla y León alcanza las 94.778 cabezas, lo que supone una disminución del 14,92%, con una tendencia similar en las provincias productoras. En el caso de Salamanca, la caída alcanza el 23,2% con 103.872 cabezas menos que hace un año.

Rosa María Fernández

Agronews Castilla y León

Sección: 

Provincias: