Agronews Castilla y León

El mes de mayo, afirman desde la Lonja de León, ha dictado sentencia y todo lo que prometía abril se ha ido al traste, un cúmulo de circunstancias principalmente temperaturas muy bajas y terreno muy seco junto con varios ataques de plaga de gusanos han hecho que los rendimientos por hectárea no superen los 1.500 kg, prácticamente la mitad de lo que el agricultor esperaba.

La últimas lluvias caídas han sido muy irregulares y han llegado tarde, afirman desde la entidad provincial, por lo que el único beneficio que pueden aportar donde han caído es un segundo corte ya más limpio y de mucha mayor calidad, esto también sería posible si lloviese en las demás zonas esta semana.

La provincia de León tiene una superficie de alfalfa de secano estable en el entorno de las 4.800 ha.

En cuanto a los forrajes y vezas también se espera un mal año, se están empezando ya a segar y por tanto las lluvias que se esperan no tendrán ya repercusión en cuanto a rendimientos y lo único que podría ocurrir es que pierdan calidad las que están segadas en la actualidad.

Sección: