Agronews Castilla y León

La Unión de Uniones de Castilla-La Mancha denuncia que se van a repartir el Patrimonio de las Cámaras Agrarias de Castilla-La Mancha entre el Gobierno Regional y las Organizaciones Profesionales Agrarias (ASAJA, UPA y COAG).

Para mayor escándalo, estas organizaciones, afirman desde la Unión, no han sido elegidas por los agricultores y ganaderos de la región ya que tan solo ostentan un certificado, sin fecha de renovación, expedido por el propio Gobierno regional. Certificado que La Unión de Uniones de CLM también ha solicitado sin obtener respuesta, por tanto, la representatividad la elige el Consejero de Agricultura a capricho y según su interés.

Es por todo ello que dicha organización solicita una reunión con la Secretaria General de Agricultura para pedir explicaciones y, si su respuesta no fuera satisfactoria, acudirá a los tribunales en defensa de nuestros derechos.

Por tanto, si no hay representatividad agraria en Castilla-La Mancha elegida democráticamente, ¡que no se reparta el patrimonio agrario de los ciudadanos que ronda los 500 millones de euros!, exigen desde La Unión.

Si lo que desean es repartir el patrimonio entre las organizaciones profesionales agrarias (ASAJA; UPA y COAG) que el propio Gobierno ha designado, La Unión de Uniones se opondrá drásticamente ante tal falta a la legalidad y respeto del trabajo de los profesionales agrarios.

Es por ello que exigen una interlocución institucional democrática y se plantee la cesión del uso a las organizaciones más representativas elegidas democráticamente, estableciendo una normativa con criterio objetivo.

¡Basta de abusar del sector agrario, es hora de despertar!

Tags: 

Sección: