Agronews Castilla y León
 
  • Carnero considera necesario que se establezcan ayudas similares para el cochinillo a las adoptadas  para ovino y caprino.

  • Se exige además flexibilizar el transporte de vehículos y aduanero para facilitar tanto el tráfico como la entrada de materias primas fundamentales para Castila y León como el pienso.

  • Castilla y León también ha insistido en la necesidad de agilizar el abastecimiento de EPIs por parte del Gobierno para la industria agroalimentaria.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha participado hoy, 8 de abril, por videoconferencia, en la reunión que el Ministro de Agricultura, Luis Planas, ha mantenido con todos los consejeros del ramo de las Comunidades Autónomas.

En ese encuentro, Carnero ha solicitado a Planas varias peticiones para mejorar la situación del sector agrario en nuestra Comunidad Autónoma a raíz de la declaración del Estado de Alarma. Algunas de ellas, fundamentalmente las medidas de mercado, ya han sido reivindicadas con anterioridad.

En cuanto al sector del ovino, el consejero ha agradecido la iniciativa del Ministerio con el proyecto de Real Decreto de ayudas para los ganaderos de ovino y caprino. Pero desde la Junta, ayer mismo, se han hecho aportaciones al proyecto esperando que puedan contribuir a mejorarlo. Una de las pretensiones es que se aumente el número de animales subvencionables de 70 a 130, y se amplíe el plazo de sacrificios a un mes más desde la finalización del Estado de Alarma.

Carnero ha recordado, a su vez, que “es totalmente necesario que además de esta ayuda, se aprueben por la Comisión Europea las ayudas al almacenamiento privado de carne de ovino y caprino ligero (lechazos y cabritos), en este caso destinada a los industriales que operan con la carne”. De no ser así, “entendemos que los sacrificios se van a frenar y eso supondrá una importante bajada de precios a los productores que no podrán enviar los animales a sacrificio”. Por ello hay que insistir a la Comisión Europea en el establecimiento inmediato de dichas ayudas.

Respecto al cochinillo, la realidad es que la producción de esta carne, tan especializada, dirigida al canal Horeca en más de un 90%, está parada y no tiene salida. Por tanto, desde la Junta se ha solicitado al Ministerio la necesidad de que se introduzca en el Real Decreto que establece ayudas a la salida de lechazos y cabritos que las mismas se extiendan a los productores de cochinillo, solicitando también a la Comisión Europea, la ayuda al almacenamiento privado para este producto.

Para ello se ha instado a que se incluya en dicho Real Decreto una ayuda para explotaciones especializadas en producción de cochinillo, 250 animales por explotación y una subvención de 32 euros por ejemplar sacrificado.

Desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se considera que estas explotaciones están muy especializadas y no pueden dedicar a cebo su producción, ni por instalaciones, ni por genética, ni por el sistema productivo que han seguido.

Necesidades de equipos de protección y test rápidos de detección

Desde la Consejería se ha vuelto a insistir en la necesidad de agilizar el abastecimiento de EPIs para la industria agroalimentaria. En Castilla y León existen unas 3.000 empresas de este tipo que dan empleo a 37.000 personas. Esto supone unas necesidades a corto plazo de en torno a 500.000 equipos y de momento los stocks son escasos. Con lo cual de no contar con una reposición a tiempo, podríamos encontrarnos con una paralización de la producción de alimentos en ciertos sectores.  

Por otra parte, se ha manifestado al Ministro la necesidad de recibir test rápidos para evitar los efectos de contagio entre trabajadores. La preocupación surge cuando aparece algún caso de COVID-19 en las plantillas y no se cuenta con la prevención adecuada para detectarlo a tiempo.

Importación de materias primas

Carnero también ha insistido al Ministro Planas en la necesidad de cuidar oportunamente el tráfico aduanero para facilitar la entrada de materias primas indispensables para el sistema agroalimentario. Especialmente trigo blando y soja para alimentación animal y correctores vitamínicos minerales en piensos.

Tránsito de vehículos de transporte

El consejero no ha dejado de lado un factor importante para que al final todo llegue a destino y no se rompa la cadena alimentaria: el transporte.  Es cierto que se está observando que el tráfico de camiones no se está interrumpiendo, pero se considera necesario que se pudiera, en esta situación actual, incrementar el límite de carga de 40 a 42 ó 44 toneladas. De esta manera se necesitaría menos transporte y se ahorrarían costes.

Gestión de la PAC

En este apartado, Carnero ha agradecido al Ministerio todas las intervenciones que está llevando a cabo para evitar problemas en la tramitación y en el pago de las solicitudes del presente ejercicio 2020, así como en la flexibilización de la gestión, tanto con los controles como en las posibilidades de pagos anticipados a partir del 16 de octubre. También en la gestión de pagos de ayudas de la PAC a inversiones y sectores específicos encaminadas a la flexibilización de todos los controles.

Además Carnero ha insistido en la necesidad de una respuesta urgente por parte de la Comisión Europea para recibir las ayudas correspondientes en los ámbitos de desarrollo rural, de industria agroalimentaria, de jóvenes y de inversiones para la mejora de las explotaciones, y en relación principalmente con los controles.

Saneamiento ganadero

En este apartado, siguiendo las indicaciones del Ministerio, la Junta tiene previsto, a partir de la semana que vienen comenzar el saneamiento ganadero rutinario, como venía haciéndose hasta ahora.

Tags: