Agronews Castilla y León
  •  Aproximadamente, el 80 % de la producción de uvas se utiliza en la fabricación del vino y su residuo se eleva hasta el 20% en peso de las uvas procesadas.

El proyecto Life + Haprowine, financiado por la Unión Europea, tiene como objetivo analizar la huella ambiental del vino en todo su ciclo de vida, así como estudiar las posibilidades de obtención de productos de alto valor añadido a partir de los residuos del sector vitivinícola. 

El director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, José Manuel Jiménez y el director general de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural, Jesús María Gómez, han inaugurado  la jornada de presentación de los resultados del proyecto LIFE Haprowine, que se ha venido desarrollado durante los últimos cuatro años.

Durante estos años, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, dependiente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la Fundación Centro Tecnológico de Miranda de Ebro, la Cátedra Unesco de Ciclo de Vida y Cambio Climático (ESCI-UPF) y PE International, socios del proyecto, han analizado el ciclo de vida del vino. Tras estas investigaciones hoy se han presentado el documento estratégico para la sostenibilidad ambiental del sector vitivinícola en Castilla y León, el desarrollo de Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) del vino en colaboración con bodegas de Castilla y León, obtención de productos de alto valor añadido de residuos vitivinícolas y la Guía de Buenas Prácticas y Mejores Técnicas Ambientales para el sector del vino.

La industria del vino produce una gran cantidad de residuos, aproximadamente el 80 % de la producción de uvas se utiliza en la fabricación del vino y su residuo se eleva hasta el 20 % en peso de las uvas procesadas. Al mismo tiempo, el tratamiento y la disposición final de los residuos del sector vitivinícola constituyen un importante problema ambiental, siendo necesario encontrar nuevas estrategias de valorización, que mejoren la competitividad del sector

El ‘Documento estratégico para la sostenibilidad ambiental del sector del vino en Castilla y León’, ha sido presentado por Soledad Gómez, técnico de la Fundación Patrimonio Natural. 

La gestión de los residuos, el agua o la energía son los principales condicionantes ambientales de la actividad de viñedos y bodegas, que requieren una especial atención en todo el ciclo de vida del vino y que analiza el documento, pero también nuevos desafíos ambientales, básicamente derivados de la adaptación al cambio climático y la conservación de la biodiversidad.

El proyecto Haprowine ha desarrollado también las bases para la realización de Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) para el sector del vino. Cristina Gazulla, de la Cátedra UNESCO de Análisis de Ciclo de Vida y Cambio Climática (ESCI-UPF) ha presentado estas Declaraciones que son un tipo de ecoetiqueta consistente en una manifestación de datos ambientales cuantificados relativos a una o varias etapas del ciclo de vida de un producto cuyo objetivo es fomentar la demanda y producción de aquellos productos que causan un menor impacto sobre el medio ambiente a través de la comunicación de información verificable y certera.

En el marco del proyecto Haprowine, se ha realizado el análisis de ciclo de vida de varias de las bodegas asociadas al proyecto, lo que ha permitido establecer unas Reglas de Categoría de Producto y desarrollar el modelo de declaración ambiental del vino en Castilla y León. Las Reglas han servido para analizar siete vinos de la zona, además de desarrollar una DAP promedio que ayudará a las bodegas a mejorar la calidad ambiental de sus productos. El análisis de viabilidad de la obtención de productos de alto valor añadido a partir de residuos vitivinícolas ha sido desarrollado fundamentalmente en las instalaciones del Centro Tecnológico de Miranda de Ebro.

La Guía para la producción vitivinícola sostenible de Castilla y León

La Guía para la producción vitivinícola sostenible en Castilla y León pretende servir de orientación para todas aquellas bodegas y viticultores comprometidos con el medio ambiente y su entorno natural que quieran mejorar los resultados ambientales de su actividad reduciendo su huella ecológica y su huella de carbono proporcionándoles una información básica con la que orientar su política ambiental.

Para ello, la guía propone, tras realizar un análisis de los factores críticos, alternativas y estudio de inversiones, la metodología del análisis de ciclo de vida como la herramienta más adecuada para afrontar una política de sostenibilidad ambiental en las empresas del sector vitivinícola, e identifica las técnicas ambientalmente más respetuosas.

La guía también propone la priorización de las técnicas o alternativas evaluadas para cada proceso tanto de viñedo como de bodega, con el fin de identificar o determinar aquéllas técnicas que se consideren más sostenibles, desde la perspectiva económica ambiental. Además, propone una serie de buenas prácticas a aplicar en las diferentes fases del proceso de producción (plantación, tratamientos fertilizantes y fitosanitarios, protección contra heladas, vendimia, elaboración, embotellado, enfriamiento, limpieza y trasiegos, y tratamiento de residuos). La guía, así como otros documentos públicos del proyecto se encuentran disponibles al público en versión digital a través de la página web del proyecto www.haprowine.eu.

Sección: