Agronews Castilla y León

La delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Soria, Yolanda de Gregorio, se reunía ayer, 22 de junio, con las Organizaciones Profesionales Agrarias para conocer de primera mano los efectos de los abundantes episodios de tormentas que han tenido lugar en toda la geografía provincial en el último mes.

A la reunión asistieron representantes de ASAJA, UPA y COAG, acompañados por el jefe del Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, José Manuel Ruiz. El sector agrario transmitía de manera unánime la preocupación del gremio por las tormentas que llevan más de un mes afectando de modo generalizado a toda la provincia de Soria y los efectos que tienen en las producciones y las infraestructuras rurales.

Según los datos de Agroseguro, hasta el día de ayer se habían comunicado siniestros en casi 40.000 hectáreas de cereal, viñedo, girasol y hortícolas de la provincia. Aunque esta cifra de superficie con siniestro declarado se puede considerar normal en la serie estadística provincial, se prevé un porcentaje de daños mayor, por la especial virulencia de los fenómenos de granizo. Desde la Delegación Territorial y desde las Opas se han hecho gestiones con Agroseguro con el fin de intentar activar los procesos de tasación de daños para que interfieran lo menos posible en los trabajos de recolección del cereal que se aproximan.

Se apuntó por parte de los asistentes a la reunión el hecho de que en la provincia de Soria el grado de aseguramiento de los cultivos supera el 90% de la superficie sembrada, lo cual supone una tranquilidad en la mayor parte de los agricultores que, de esa manera, consiguen aminorar el grave impacto económico que estos episodios de pedrisco tienen en las explotaciones sorianas y como consecuencia en la economía provincial.

En el mismo orden de cosas se planteó por los representantes del sector agrario que los episodios de tormentas han causado, en algunos casos, desperfectos graves en las redes de caminos agrícolas de algunos municipios. En algunos casos se han llegado a producir episodios de tormentas con más de noventa litros por metro cuadrado de lluvia y granizo en poco más de dos horas. Esto ha supuesto en muchos casos que los caminos, sobre todo en la confluencia con los arroyos, hayan sufrido arrastres de material y cárcavas que en algunos casos hacen muy complicada la circulación de los vehículos.

Por todo ello, la delegada territorial ofreció la colaboración técnica y económica por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, para la ejecución de las obras necesarias para la reparación de los desperfectos, previa solicitud de los Ayuntamientos afectados.

Sección: