La Junta de Castilla y León incrementa los pagos compensatorios por daños del lobo, incluyendo al norte del Duero con carácter retroactivo desde septiembre de 2021

Agronews Castilla y León

3 de abril de 2023

20230403RPAYUDASLOBO IMG 2524

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suarez-Quiñones, junto con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias ASAJA (Joaquín Pino), UCCL (Jesús Manuel González Palacín) y UPA-COAG (Aurelio González del Río), han ofrecido una rueda de prensa para informar sobre la situación del lobo en Castilla y León y denunciar el incremento acusado de los ataques de los cánidos a la ganadería desde que en 2021 el Gobierno de España impidió la gestión del lobo a las Comunidades Autónomas, dificultando incluso, hasta el extremo de imposibilitarlos prácticamente, los controles de ejemplares que la Directiva Hábitats permite incluso en el régimen de estricta protección. Asimismo, el consejero ha informado sobre la nueva Orden de la Consejería que regulará los pagos compensatorios por daños de lobo en explotaciones ganaderas de Castilla y León, por la que los pagos compensatorios se extenderán al norte del río Duero y además con carácter retroactivo desde la entrada en vigor de la inclusión del lobo al norte del Duero en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), el 21 de septiembre de 2021.

La nueva Orden lleva también la revisión del baremo de las compensaciones y sus conceptos, y supondrá un incremento de cuantías hasta casi duplicar las anteriores.

Nueva Orden de la Consejería, que incluye el pago de compensaciones por daños al norte del río Duero, que será retroactivo, e incrementa el baremo

Como principales aspectos a destacar de la nueva Orden de la Consejería, la Junta compensará los daños por ataques de lobo al norte del río Duero y además con carácter retroactivo desde la entrada en vigor de la Orden TED/980/2021, de 20 de septiembre, por la que incluye las poblaciones de lobo al norte del río Duero en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Hasta que se produjo esa inclusión del lobo en el LESPRE al norte del río Duero el pago se tenía que reclamar a los titulares de los aprovechamientos cinegéticos, los cotos de caza. La Junta se hacía cargo de los pagos compensatorios en las Reservas Regionales de Caza en las que era la titular de los aprovechamientos cinegéticos. Con la nueva Orden, y desaparecido el carácter cinegético del lobo, el sistema de pagos compensatorios que regía al Sur del rio Duero, donde el lobo no era ya especie cinegética por disposición de la Directiva europea Hábitats, se extiende al norte del rio Duero.

Igualmente mediante esta nueva norma, que se publicará en el BOCYL el 14 de abril próximo, se incrementarán sustancialmente los baremos definidos hasta la fecha para adecuarse a los valores de mercado por el daño emergente, es que el valor intrínseco de los animales afectados, incluyéndose también una partida correspondiente a los gastos fijos del titular de la explotación asociado a la gestión del siniestro, describiéndose e incrementándose los pagos compensatorios por el lucro cesante, que incluye la pérdida de subvenciones y rendimientos futuros (fertilidad, producción o valor genético), y también otros gastos variables, como gastos veterinarios de animales heridos, o eutanasia de ejemplares atacados por lobo. También se reconoce un incremento del 10 % como bonificación por la adopción de medidas preventivas.

Uno de los aspectos técnicos de relevancia modificados en la presente norma es la eliminación del primer tramo (de 0-3 meses) para ganado vacuno, incluyéndose un único tramo de 0-6 meses, como se venía reclamando por el sector.

Esta nueva Orden de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio es el resultado de varias reuniones con los representantes OPAs de Castilla y León, ASAJA, UPA-COAG y UCCL, que han aportado propuestas.

30.000 muertes por ataques en siete años, siendo en 2022 más de 5.000, un 19 % más que en 2021

Según muestran las gráficas adjuntas a esta nota de prensa, en el período 2015-2022 en Castilla y León se han ocasionado, por ataques provocados por lobos, 30.000 muertes de cabezas de ganado (entre bovino, caprino, ovino, equino, gallináceas, porcino…).

El número de ataques se ha duplicado en 7 años. Mientras en 2015 se producían algo menos de 1.500 ataques al año en Castilla y León, en el año 2022, vigente la Orden Ministerial de inclusión del lobo en el LESPRE, se han producido más de 3.000 ataques de lobos, lo que han ocasionado más de 5.000 cabe-zas de ganado muertas (entre bovino, ovino, caprino, equino, porcino, gallináceas, etc).

La provincia de Ávila concentra en 2022 la mayoría de los ataques (1.632 muertes, un 9,6 % más que en 2021) y un tercio de las pérdidas de animales, y con la provincia de Segovia representan dos tercios de los ataques en la Comunidad y más de la mitad de las pérdidas de animales. Otra provincia especialmen-te afectada es Zamora, y destaca el incremento de daños del 30 % desde que se incluyó el lobo en el LESPRE en las provincias de Burgos, Palencia o Soria (ver gráficas adjuntas).

El consejero ha puesto de manifiesto que la acción del Gobierno de España, restringiendo las posibilida-des de gestión que la normativa europea Habitats permite, ha demostrado que pone en riesgo la ganade-ría extensiva y semi extensiva en nuestra Comunidad, siendo un factor negativo en la lucha contra la despoblación e incidiendo negativamente en el cambio de uso del territorio que permita mejorar el estado de resiliencia de nuestra masa forestal ante los incendios.

Estrategia de gestión, censo y medidas preventivas

En otro aspecto de esta acción gubernamental, el consejero ha señalado que lo lógico habría sido que una nueva Estrategia Nacional de conservación y gestión del lobo, que sustituyese a la que se alcanzó con el consenso del Gobierno y todas las Comunidades Autónomas en 2005, se hubiese aprobado también por consenso, como siempre se ha hecho en la democracia con todas las decisiones sobre especies silvestres, y que se hubiese hecho previa actualización del censo nacional. Pero, una vez más, el Ministerio para Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno optó, señaló el consejero, por no escuchar a las comunidades autónomas del noroeste de España, que concentran más del 95 % de la población, y el MITECO, en Conferencia Sectorial de 28 de julio de 2022, impuso una nueva Estrategia con los votos en contra de las comunidades loberas y con el voto de apoyo de comunidades autónomas que no tienen esta especie y este problema y que razonablemente deberían haberse abstenido.

La Estrategia en vigor se aprobó sin disponer de los resultados del nuevo censo, que comenzó a elaborarse en 2022 y se concluirá durante 2023. En Castilla y León, donde crían aproximadamente el 60 % de las manadas de lobos del país, el censo se está llevando a cabo por el personal de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, entre agentes medioambientales, celadores y técnicos, con un gran esfuerzo de prospección. Los datos que se manejan son de incremento constante de la población del lobo en Castilla y León.

Sintonía de la mayoría de los países europeos con las comunidades loberas del noroeste de España

Afortunadamente, los criterios de las cuatro comunidades autónomas españolas del noroeste con mayores problemas por la problemática del lobo (Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León) son compartidos por un número creciente de países en la Unión Europea, y en el seno del Consejo de Ministros de Agricultura del 26 de septiembre de 2022, una propuesta de Austria , previamente acordada con Croacia, Eslovaquia, Finlandia, Hungría, Letonia y Rumanía, fue ampliamente apoyada por otros Estados miembros de la UE, incluyendo a Portugal, Francia, Italia, Alemania y Grecia, entre otros. España no lo hizo, aunque sí han apoyado esta iniciativa las Comunidades Autónomas loberas, incluida Castilla y León.

La Junta de Castilla y León, junto con las Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias y Cantabria, han acudido a varios foros de las Instituciones Europeas para poner de manifiesto la problemática y denunciar la acción del gobierno de España.

El 24 de noviembre de 2022, el Parlamento Europeo se pronunció al respecto con una resolución histórica en la que se expresa esa preocupación (y ello respecto a la normativa europea, menos restrictiva que la impuesta por el gobierno de España desde septiembre de 2021) y pidió a la Comisión y a los Estados, entre otras muchas medidas, la flexibilización de la normativa europea para reducir el conflicto y los daños en la ganadería extensiva por los grandes carnívoros. El consejero señaló que la situación en España es más grave pues la normativa impuesta por el gobierno de España es más restrictiva aún que la europea que se pedía flexibilizar.

A raíz de estas iniciativas, el 25 de noviembre de 2022 la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, encargó a los servicios de la Comisión Europea un análisis en profundidad sobre el aumento de las poblaciones de grandes carnívoros en algunas regiones de la Unión Europea y la problemática de los daños a la cabaña ganadera.

El consejero anunció que próximamente las Comunidades Autónomas loberas llevarán a Europa un informe completo sobre la población del lobo en sus territorios, que desautoriza totalmente el remitido por el gobierno de España a la Comisión en el que se mantenía que la población de lobos estaba en regresión, cuando la realidad es que su estado de conservación es claramente favorable, no así el de la ganadería.



Share This