José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León ha suscrito hoy, 27 de diciembre, un convenio de colaboración con la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga y la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) para llevar a cabo obras de modernización y consolidación de los regadíos de esa zona.

Milagros Marcos, consejera de Agricultura y Ganadería, ha señalado que con este acuerdo, que afecta a los términos de Santoyo y Frómista, se alcanza una inversión en esta comunidad de más de 90 millones de euros con una modernización de más de 8.000

En concreto, este convenio permite una inversión superior a los 16,2 millones de euros, se instalará un sistema de riego a presión, con instalaciones modernas y competitivas para mejorar la distribución del agua a los cultivos en el Sector G, Fase I del Canal del Pisuerga, en los municipios de Santoyo y Frómista, en la provincia de Palencia. De este modo, se modernizarán 1.100 hectáreas de 272 propietarios.

En cuanto a las obras, la Consejería de Agricultura y Ganadería, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), se encargará de poner en marcha el bombeo y otras instalaciones vinculadas al mismo, así como llevará a cabo la dirección de obra y las medidas de seguridad. Por su parte, Seiasa se encargará de los elementos de regulación, la red de distribución de riego y otras instalaciones y automatismos.

Junto a esto, así lo ha afirmado la consejera de Agricultura y Ganadería, se suma la concentración parcelaria de la zona, “siempre consideramos que estas obras deben ir unidas pues unas parcelas de mayor tamaño permiten avanzar en la rentabilidad de la misma” aseguraba Marcos. Inversión que va a ser asumida en su totalidad por el Gobierno Regional con un valor total de 2,5 millones de euros, obras de las que se beneficiarán los ya señalados 272 propietarios con una superficie total de 1.100 hectáreas.

Beneficios de la modernización del regadío

Milagros Marcos ha querido señalar las ventajas que ofrece la modernización de regadíos, la primera el ahorro de agua que llega hasta el 25%, sin olvidar la reducción de los costes del riego por presión  que bajan un 35% en las zonas que han llevado a cabo estas obras frente a las que no lo han hecho y especialmente el atractivo que para la incorporación de jóvenes a la agricultura tienen las áreas en las que se cuenta con un riego moderno

El regadío modernizado permite diversificar las alternativas de cultivo, principalmente porque pueden realizarse otros cultivos más asociados a la transformación agroindustrial.

Sin olvidar la la contribución del regadío a la mejora de las condiciones ambientales del medio rural, ya que, además del ahorro de agua, las infraestructuras de riego modernizadas permiten una reducción de la contaminación difusa que puede cifrarse por ejemplo en una reducción del abonado nitrogenado de entre un 25 y un 30 %, que además de ser un ahorro de costes importante, reduce la carga contaminante que llega a las masas de agua. En esencia, el ahorro de agua, junto con el efecto sumidero de CO2 que suponen los cultivos de regadío, hace de las modernizaciones de regadío una herramienta eficaz para luchar contra el cambio climático.

 

Sección: