Agronews Castilla y León

La Junta de Castilla y León ha suministrado un total de 109.790 kilos de paja, 238.790 kilos de forraje y 24.150 kilos de pienso entre los ganaderos de Torre Val de San Pedro y Navafría, afectados por el incendio que se inició en este último término municipal el pasado mes de julio. De esta forma, se ha atendido la necesidad urgente provocada por la falta de pastos, que sufrieron graves daños por el fuego, y por el incendio de dos naves de Torre Val de San Pedro en las que se almacenaba alimento para los animales.

En concreto, en Torre Val de San Pedro se estima que la superficie de pastos quemada supone el 80 % del total que los ganaderos tenían a su disposición y en Navafría, aunque la afección fue menor, se quemó la mitad de la dehesa comunal y una finca de ordenación común entera.

Son 30 las explotaciones ganaderas atendidas con este aprovisionamiento de emergencia, con un censo total de 1.100 animales: 18 de ganado bovino, con 537 cabezas; 1 de ovino, con 442 cabezas; 1 de caprino, con 93 cabezas; y 10 de equino, con 20 cabezas.

El Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta en Segovia ha sido el responsable de coordinar esta aportación urgente de alimento con los representantes de los ganaderos. Para la distribución, se establecieron dos puntos de recogida en el municipio de Navafría y uno en Torre Val de San Pedro y a cada ganadero se le entregó la cantidad que le correspondía en función del tamaño de su explotación.

También desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente se adoptaron medidas de apoyo a los ganaderos y se llevó a cabo la reposición de infraestructuras dañadas en los vallados de la dehesa de Navafría y las reparaciones de las infraestructuras afectadas en las dehesas de Torre Val. La Junta proporcionó el material necesario y la actuación se llevó a cabo con la colaboración de los propios ganaderos.