Han tardado en llegar, pero finalmente han llegado. Y con varias novedades, por cierto. La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha rubricado esta mañana los convenios de colaboración planteados para financiar la actividad de los seis grupos de acción local (GAL) de la provincia. Unos convenios que implicarán la inversión de 7.150.000 euros por parte de la Administración Autonómica de aquí a 2018 para financiar proyectos productivos en el ámbito rural.

La Junta aportará el 30 por ciento del presupuesto de los proyectos con subvenciones a fondo perdido

Tal y como ha recordado la propia consejera, con la firma de los convenios se pone en marcha una nueva fase de la Iniciativa Leader, mediante la que se pretende “conseguir un mayor volumen de empleo en el entorno rural” en los 352 municipios amparados por los GAL de Burgos, centrándose de manera específica en colectivos más vulnerables en el ámbito laboral, como son los jóvenes y las mujeres. De hecho, el especial interés de la Junta por promover la creación de empleo ha llevado a la Consejería a plantear modificaciones sustanciales en los convenios respecto a la anterior estrategia.

En este sentido, la principal novedad reside en el modelo de reparto de las ayudas. Así, la Junta priorizará en todo caso a los proyectos productivos que impliquen creación de empleo. También se ha incrementado el límite presupuestario de los proyectos, que podrán estar cuantificados en un millón de euros, en vez de en 250.000 euros, de los que la Junta podrá financiar con subvenciones a fondo perdido hasta el 30 por ciento. El 70 por ciento restante deberá llegar de otras fuentes de financiación, aunque se está trabajando en la mejora de dichas fuentes. Así, la Junta firmó recientemente sendos acuerdos con Iberaval y las Cajas Rurales de la comunidad destinados a ofrecer financiación a condiciones favorables a los proyectos planteados por los GAL.

A partir de ahí, la nueva estrategia también incluye otras novedades, destinadas fundamentalmente a mejorar la gestión de los propios proyectos. De esta manera, en vez de tener que esperar al desarrollo conjunto de las diferentes iniciativas, la Junta tramitará directamente los pagos de las certificaciones que vayan llegando, aportando de esta manera “agilidad” a todo el proceso.

Reparto

Para calcular el reparto de los 7,1 millones de euros planteados hasta 2018 se han tenido en cuenta “datos de estrategia, de población y de necesidad“. Sin embargo, para la planificación de la próxima estrategia también se incluirán otras variables, enfocadas a la eficacia de los propios GAL. Así, aquellos grupos que mejor hayan trabajado y más proyectos productivos hayan desarrollado se verán beneficiados en el siguiente reparto.

De momento, Adecoar (61 localidades) recibirá 1.054.004 euros; Adeco Bureba (79 pueblos) percibirá 1.235.575 euros; Adeco-Camino (61 núcleos rurales) contará con 1.216.996 euros; Agalsa (55) recibirá 1.249.977 euros; Ceder Merindades (27) tendrá una cuantía inicial de 1.200.828 euros y Ribera del Duero (69) recibirá 1.187.576 euros.

G. de la Iglesia - www.burgosconecta.es

Provincias: