Agronews Castilla y León

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León ha propuesto al Consejo de Gobierno, celebrado esta mañana, la declaración de utilidad pública y ejecución urgente de la concentración parcelaria de la zona de Almanza II, en la comarca agraria de Tierra de Campos, de la provincia de León. Esta zona, que pertenece a 1.620 propietarios, implica al término municipal de Almanza y a otras cinco entidades locales menores de dicho término, como son: Villaverde de Arcayos, Castromudarra, La Vega, Cabrera y Espinosa de Almanza.

La mayor parte de la superficie corresponde a cultivos de secano, principalmente pastos, cereales de invierno y tierras de barbecho, contando únicamente con 81 hectáreas de regadíos.

El objetivo de este acuerdo es dotar al proceso de concentración parcelaria de las herramientas jurídicas que permitan actuar a la Administración en la ordenación de la propiedad y en las infraestructuras necesarias para mejorar la competitividad y la productividad de las explotaciones agrarias, gracias a un dimensionamiento adecuado, haciéndolas más rentables. Además, gracias al proceso se reducirán los desplazamientos entre fincas y el tiempo de ejecución de labores al resultar fincas de mayor tamaño y de formas regulares, lo que supondrá un ahorro de tiempo y combustible, con la consiguiente reducción de emisiones de CO2 y el aumento de la vida útil de la maquinaria de las explotaciones afectadas.

La inversión prevista en esta zona es de 1.582.978 euros y permitirá a los 1.620 propietarios contar con fincas que multipliquen por tres la superficie de las que disponen ahora. Así, pasarán de contar con parcelas de 0,47 hectáreas a terrenos de labor de 1,62 hectáreas de media. La superficie a concentrar en esta zona es de 2.997 hectáreas que se reparten en 6.338 parcelas. Una vez finalizados los trabajos, el número de fincas se reducirá a 1.850 con lo que cada propietario pasará de tener 3,91 parcelas de media a poseer 1,14 fincas.

Las obras se centrarán en la mejora y adecuación de la red de caminos actual y la construcción de nuevos viales de acceso a fincas. Además, se contemplan labores de limpieza de la red de desagües. Para el correcto uso y conservación de la red de infraestructuras diseñada también se incluye en el proyecto la instalación de pasos, caños y salvacunetas.

En lo referente a los valores naturales cabe destacar que la zona no queda afectada por la existencia de espacios protegidos, ni hay coincidencia con ámbitos de aplicación de planes de recuperación o conservación de especies protegidas. Como elementos singulares, por la zona transcurre la vía pecuaria denominada ‘Colada de Almanza’, y en cuanto a yacimientos, se ha proyectado un camino que atraviesa longitudinalmente el área del yacimiento conocido como ‘Llombica-Iglesia Vieja’ y otro que pasará tangencialmente por el límite meridional del sitio denominado ‘Los Secadales’.         

Se elaborará el correspondiente Proyecto de Restauración del Medio Natural, donde se deberán contemplar las actuaciones de recuperación de las zonas alteradas por el proceso de concentración y la forma de ejecución de las medidas protectoras, preventivas y correctoras propuestas.