Agronews Castilla y León

 

  • Desde la Consejería de Agricultura  ya se han distribuido 257 toneladas de alimentos entre las ganaderías afectadas por el incendio y se han colocado 29 abrevaderos con capacidad para surtir 38.000 litros de agua diarios que se rellenan según se van agotando

Una vez que el incendio se dio formalmente por extinguido hace unos días, la Junta continúa trabajando en contacto con el territorio, a fin de hacer efectivas las medidas necesarias, urgentes y a corto y medio plazo, para restaurar la zona y mejorar la situación de los habitantes de los municipios afectados por el incendio de la sierra de la Paramera. Así lo han hecho hoy los consejeros de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, en las reuniones mantenidas esta mañana en Navalmoral de la Sierra (Ávila) con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias de esa provincia y de Urcacyl, y posteriormente con los alcaldes de los 14 municipios implicados y el representante del Asocio de Ávila.

Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente

La Junta, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, una vez que el incendio se ha declarado formalmente extinguido, ha determinado la medición con precisión del área afectada por las llamas, concretando los diferentes tipos de superficies afectadas. Esta precisión al medir la zona afectada y tipo de vegetación por el incendio es necesaria por las repercusiones posteriores, como es a la hora de solicitar las ayudas destinadas a la restauración de los daños causados por el incendio o las declaraciones de superficie en las subvenciones del pago básico y del segundo pilar de la PAC, gestionadas por las Consejerías de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y la de Fomento y Medio Ambiente, así como para cumplimentar, con rigor, las series históricas de las estadísticas solicitadas por el Ministerio, para el estudio del comportamiento de los incendios.

22.037 hectáreas afectadas, de los cuales 2.700 son de masa forestal arbolada

El incendio forestal que se originó en el municipio abulense de Navalacruz hace ya 18 días ha afectado a un total de 22.037 hectáreas de terreno, de las cuales 2.738 son de masa forestal arbolada, tanto en bosque abierto como cerrado (12’4%); 5.788 hectáreas (26’3%) de matorral y monte con arbolado disperso; 12.785 hectáreas (58%) de pastizal; 893 hectáreas (4’1%) de superficie de tipo agrícola; y 5’52 hectáreas de otros tipos de superficies.

El 85% de las masas arboladas afectadas son de pino silvestre, en masas adultas o repoblaciones de diferentes edades de madurez. El resto de especies afectadas, en mucho menor porcentaje, son encinas, pino resinero, rebollo, chopo y fresno.  

En cuanto a Montes de Utilidad Pública (MUP) se han visto afectados 5, además de un consorcio, siendo la afección más relevante la del MUP nº 47 “Sierra de Ávila” perteneciente a la Mancomunidad Municipal Asocio de Ávila. Se ha quemado en su totalidad, en concreto, unas 6.700 hectáreas de las cuales 2.250 hectáreas eran repoblaciones arboladas de pino silvestre (pinus sylvestris) de 10 a 60 años de edad.

Actuaciones inmediatas para la restauración de los terrenos incendiados

Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la restauración de los terrenos quemados se enfoca en varios ámbitos y fases, con varias administraciones involucradas y con distinto grado de urgencia de las actuaciones.

Como fase preliminar, desde el primer momento los técnicos de la Consejería están trabajando en evaluar los riesgos, analizar la afección a captaciones para abastecimiento de agua a poblaciones, y definir y programar las actuaciones necesarias, en el ámbito de sus competencias, elaborándose las memorias técnicas necesarias y proyectos necesarios para las propuestas de emergencia.

Abastecimiento, ganadería, extracción de madera, restauración del suelo y atención urgente a la biodiversidad…

Como fase de emergencia, los principales riesgos en estos momentos están relacionados con la erosión, los arrastres de cenizas y suelo a los cauces, la posibilidad de ocurrencia de plagas forestales consecuencia de la madera quemada de coníferas, y especialmente los perjuicios a la actividad ganadera y la afección a áreas de captación de agua para abastecimiento,

Por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se ha elaborado desde el incendio el estudio del estado de las captaciones de agua para consumo de los 11 municipios, y realizados los proyectos de las obras de emergencia a realizar, habiéndose hecho la contratación de emergencia de dichas obras, que por importe de algo más de 700.000 euros, van a ver comenzado los trabajos materiales la próxima semana. Tanto la Diputación provincial de Ávila como la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, abastecen de agua potable los depósitos que tengan que ver cerrada su entrada de la captación para garantizar la calidad y cantidad de agua potable hasta el restablecimiento de la seguridad en la calidad.

Por otro lado, también como actuación urgente, la saca de la madera quemada de coníferas de aprovechamiento comercial de los montes afectados, a fin de evitar plagas y enfermedades forestales, ha ocupado al equipo forestal de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, habiéndose preparado los pliegos de licitación para la venta de la madera, que se publicarán la próxima semana. Además de evitar las enfermedades y plagas, permitirá obtener un rendimiento para los municipios del Asocio de Ávila, una cuarta parte al menos de cuyos recursos revertirán también la restauración de la zona. Realizadas las labores materiales de extracción, comenzaran los trabajos de repoblación forestal.

Por otro lado, e integrado en el Plan de Restauración del territorio, que implicará medidas, actuaciones e inversión durante varios años, hoy mismo, siguiendo un trabajo que comenzó en los mismos días del incendio, se han producido reuniones de los equipos técnicos de la Junta con los del Ministerio de Transición Ecológica, de biodiversidad y aguas, a fin de fijar las actuaciones de restauración forestal e hidráulica de la zona.

En relación con la presencia de desmán ibérico en la zona afectada, se está colaborando con la Confederación Hidrográfica del Duero para analizar primeramente el grado de afección en los tramos identificados con presencia de la especie y articular en consecuencia las medidas que se prevean más efectivas, tanto sobre la especie como sobre su hábitat.

Además se ha revisado la Instrucción que regula las limitaciones al aprovechamiento ganadero en los montes afectados por incendios forestales previstas por el artículo 92 de la Ley de Montes de Castilla y León, de cara a permitirlo en la próxima primavera en el pasto recuperado en la mayor parte de la zona afectada, y en concreto en toda la previamente ocupada por pastizales, desde el momento en que sean aprovechables por el ganado y para su aportación a la PAC, de conformidad con la cláusula de excepción prevista en el propio precepto. 

En esta primera fase de emergencia se contará con una inversión de un 1 de euros de la Junta y otra cantidad igual del Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, que permitirá desarrollar las actuaciones de recuperación urgente en el territorio en materia de aguas mencionadas así como la actuación de cuadrillas para la trituración ´in situ’ 200 hectáreas en masas sin aprovechamiento comercial, realización de 3.695 metros lineales de albarradas, como cordón de retención del suelo, la realización de 37 kilómetros de cerramiento ganadero nuevo, la retirada de 10 kilómetros de cerramiento, la construcción de 10 pasos de agua, la siembra de 50 hectáreas de piñón y la realización de 65 unidades de reparación de pasos de agua y otras infraestructuras. Todo ello conforme a los proyectos en los que ha venido trabajando el personal técnico de la Consejería.

Asimismo, con la colaboración económica de 2 millones de euros, y técnica de las Confederaciones Hidrográficas, se actuará en las zonas de dominio público hidráulico, realizándose pequeños diques o albarradas en los cauces afectados, y otras actuaciones en materia hidráulica.

Fase posterior: restauración de vegetación y repoblaciones forestales, infraestructuras, conservación de la biodiversidad…

Estas actuaciones de emergencia son el principio de una serie de actuaciones que se desarrollarán en la zona en el medio plazo, y que forman parte de una programación general de restauración de la vegetación y repoblaciones forestales, infraestructuras y otras actuaciones de conservación a la biodiversidad no urgentes, sobre la base de un Plan que se presentará la semana próxima. 

Desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural

En lo relativo a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, el consejero, Jesús Julio Carnero, ha explicado que "dentro del programa ‘Somos del Campo’ se ha creado un ‘Plan de apoyo a la ganadería afectada por el incendio de Navalacruz’ que será abierto y flexible y que está atendiendo y dando respuesta a las demandas y necesidades de los agricultores y especialmente de los ganaderos afectados por dicho incendio”.

Este Plan de apoyo comprende dos grandes grupos de actuaciones, por un lado, el relativo a garantizar suministros al ganado afectado y, por otro, el referente a las infraestructuras agrarias. 

Medidas ya en marcha: suministros al ganado

Desde el pasado 23 de agosto, tal y como ha explicado Carnero, “gracias al compromiso de la Junta para el abastecimiento alimentario de forraje y agua a las explotaciones ganaderas afectadas, se está suministrando, a demanda de los ayuntamientos, pacas de paja para la alimentación del ganado. Ya se han distribuido 257 toneladas. Y se han colocado 29 abrevaderos con capacidad para surtir 38.000 litros de agua diarios que se rellenan según se van agotando”.

Dichos abrevaderos se están colocando, con carácter general, en las zonas de pastos comunes y su gestión se hace en colaboración con los ayuntamientos. No obstante, en caso de que sea necesario colocarlos en alguna explotación de forma puntual, se podrá realizar consensuado siempre con el ayuntamiento donde se sitúe la explotación en cuestión. 

De acuerdo con los primeros análisis de situación elaborados por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, en el conjunto de estos municipios estarían afectadas cerca de 300 explotaciones ganaderas que cuentan con 33.000 animales (de las cuales el 45% son de ganado bovino y el 53% de ovino y caprino). Lógicamente existen diferentes grados de magnitud, que llegan a niveles de hasta el cien por cien de la superficie quemada en algunos casos. La superficie de pasto quemada que era aprovechable por el ganado se sitúa en algo más de 14.000 hectáreas.

Medidas nuevas: infraestructuras agrarias

En este apartado, Carnero ha anunciado que “en este mes de septiembre se va a convocar una línea de ayudas para el cercado de pastos comunales que tendrá como novedad la prioridad de los afectados por el incendio de Navalacruz. Además, en caso de que por razones de urgencia sea preciso acometer alguna actuación puntual de reposición de postes, esta se llevará a cabo por la Administración, con ese carácter, con medios propios”.

Al mismo tiempo, la Consejería asume el compromiso de reparar aquellos daños ocasionados por las llamas en caminos rurales o infraestructuras viarias. 

Además de todo ello, el consejero ha recordado “la posibilidad de la utilización por parte de los titulares de las explotaciones ganaderas de la línea de apoyo con préstamos garantizados por el Instrumento Financiero que la Consejería tiene abierta, con hasta 200.000 euros para circulante, contemplándose la posibilidad de carencia entre uno y tres años”.

Provincias: