Agronews Castilla y León

El Consejo de Gobierno celebrado hoy, 25 de noviembre, ha autorizado a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), a la concesión directa de una subvención de 225.000 euros a la Federación del Banco de Alimentos de Castilla y León, Cáritas Diocesana Autonómica de Castilla y León y Cruz Roja Española de Castilla y León. Cada entidad recibirá 75.000 euros para la adquisición de productos agroalimentarios de cercanía de Castilla y León de la mano de Tierra de Sabor, para su posterior reparto y de esta forma estar al lado de las personas que más lo necesitan.

La Consejería, a través de Tierra de Sabor, atiende con esta ayuda al llamamiento de estas entidades para paliar la situación que la pandemia sanitaria ha ocasionado en muchas familias de Castilla y León con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas más desfavorecidas.

Esta acción se enmarca dentro de la nueva hoja de ruta de la marca, que quiere tener presente aspectos sociales. En este caso se impulsan los valores de este tipo que desprende Tierra de Sabor en coordinación con las entidades sociales de la Comunidad.

Hace justamente un mes, el corazón amarillo, tras presentar los resultados del análisis de la marca, hablaba de la puesta en marcha de un nuevo proyecto para favorecer a las personas alérgicas, y con problemas con el gluten y la lactosa, y hoy continuamos hablando de la vertiente más social de Tierra de Sabor en beneficio de las personas vulnerables ante la situación social tan delicada que estamos atravesando a raíz de la COVID-19.

Esa línea de trabajo en la que se destacaban entre otros ejes, la calidad, el territorio y los nuevos mercados, también recoge el eje de la diversificación ayudando al mismo tiempo a los productores de Tierra de Sabor en estos momentos tan complicados a nivel comercial.

Entidades sin ánimo de lucro

La Federación del Banco de Alimentos, Cáritas y Cruz Roja son entidades sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia, para el ejercicio, entre otras, de las funciones de promoción y colaboración en acciones de solidaridad y de servicios sociales, con especial atención a colectivos y a personas con dificultades de índole social.