Agronews Castilla y León

El consejero de Agricultura, Ganadería, y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha mantenido, hoy, 20 de abril, una reunión telemática con los representantes de la industria agroalimentaria (Vitartis), de las cooperativas (Urcacyl), de las industrias lácteas (Lacteacyl) y de las organizaciones profesionales agrarias.

En el encuentro, el consejero, como ya informó el pasado viernes, ha explicado que “el nuevo mecanismo facilitará la puesta en contacto de agricultores, ganaderos, industrias y cooperativas agroalimentarias y artesanos alimentarios que se adhieran a la plataforma denominada `Campo de encuentro´, con los establecimientos de comercialización”.

En esta ocasión, Carnero ha agradecido la predisposición y el compromiso de todas las partes para que la iniciativa salga adelante y ha enfatizado en las oportunidades de esas futuras relaciones. El objetivo, ha recalcado, es el de “habilitar la plataforma en los próximos días, y facilitar vías de comercialización alternativas a los productores agroalimentarios de Castilla y León que están teniendo serios apuros para llegar al mercado, tras quedar cerrados sus canales de venta habituales durante la actual crisis del coronavirus”.

El canal alternativo se instrumentará y funcionará a través de la página web de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y a él se podrán adherir, como proveedores, las personas físicas y jurídicas, agricultoras y ganaderas, titulares de explotaciones que estén inscritas en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León. La adhesión a la red de los proveedores se podrá hacer de forma individual.

Podrán incorporarse las producciones de carne de ovino, caprino, porcino y vacuno, producciones de leche de ovino y caprino, producciones de frutas y hortalizas y producciones artesanales alimentarias. Todo ello sin perjuicio de que en función de la evolución se amplíe a otro tipo de productos.

Las asociaciones de las empresas de la distribución que son parte de este acuerdo, fomentarán y divulgarán entre sus asociados la existencia y utilización de este canal alternativo de venta de productos agrícolas y ganaderos, a fin de que puedan adquirir las producciones ofertadas en `Campo de Encuentro´.

Las condiciones y pactos a los que en su caso lleguen las partes intervinientes para la adquisición y venta de los productos se regirán por los principios de autonomía de la voluntad y libre competencia, respetando, en todo caso, la normativa de aplicación.

Sectores más afectados

Los sectores más afectados son en cuanto a los cárnicos, el lechazo, el cabrito, el cochinillo y el vacuno, en cuanto a los lácteos, el ovino y el caprino y además el de las patatas.

Todos ellos, en su mayoría agricultores y ganaderos, están padeciendo directamente una pérdida de ingresos sustancial para el sostenimiento de familias y explotaciones en el sector primario, motor principal de dinamización del medio rural.

Ante esta complicada situación sanitaria, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural considera imprescindible promover canales al­ternativos que permitan la salida de estos productos al mercado, logrando contener la pérdida de recursos del sector. A este respecto, la Dirección General de la Cadena Alimentaria tiene entre sus atribuciones impulsar las relaciones entre el productor agrario, la industria de transformación y la distribución, con el objeto de fortalecer la cadena de valor alimentaria, con especial atención a la fase de producción, así como el fomento y la  difusión de mecanismos para formalizar las relaciones comerciales en la cadena alimentaria, especialmente entre productor y transformador.

Continúa la campaña de comunicación social

Además, la Consejería de Agricultura, Ganadería, y Desarrollo Rural continúa lanzando una campaña de comunicación y sensibilización dirigida al consumidor final, con productos cárnicos tan emblemáticos como el lechazo, el cabrito y el cochinillo, con el objetivo de lograr una concienciación de que con su compra puede ayudar a los agricultores y ganaderos.

La iniciativa tienen como finalidad frenar la pérdida de ingresos del sector agroalimentario y garantizar así la supervivencia del motor principal de dinamización del medio rural, al mismo tiempo que se ponen en el mercado productos alimentarios de la máxima calidad.