Agronews Castilla y León

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado hoy, 1 de julio, la contratación de obras de infraestructura rural en la zona de concentración parcelaria de Gumiel de Izán (Burgos) en las que se van a invertir 4.619.849 euros.

Las concentraciones parcelarias favorecen la integración ambiental del territorio y la preservación de los paisajes, ya que en todos los procesos, además de cumplir estrictamente los condicionantes ambientales de las evaluaciones de impacto ambiental correspondientes, se hace un proyecto de restauración ambiental.

Además, con la nueva distribución de la propiedad se produce un ahorro de combustible importante, debido a la reducción de distancias recorridas y a la regularidad geométrica y tamaño de las parcelas. Se ha estimado en un ahorro del 26% del gasto de gasoil en las concentraciones de secano, que supondrá una reducción de más del 25% en las emisiones de CO2, respecto a la situación anterior a la concentración.

Por último, y como consecuencia de la intensificación de los cultivos y de la creación de superficies plantadas en terrenos de restauración del medio natural, se incrementará la captación de CO2 en cifras variables en función de los cultivos implantados.

En la legislatura actual se prevé ejecutar obras de infraestructura rural en zonas de concentración parcelaria en una superficie de, al menos, 150.000 hectáreas, a fecha actual se han licitado ya las obras correspondientes a 51.588 hectáreas, lo que supone el 34,39% de las hectáreas comprometidas.

Gumiel de Izán (Burgos)

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha solicitado la aprobación de la contratación de las obras de infraestructura rural en la zona de concentración parcelaria de Gumiel de Izán, en la provincia burgalesa.

Las obras que se van a llevar a cabo consisten en la construcción y mejora de los 222 kilómetros de la red de caminos principales, secundarios y explanaciones de acceso a las fincas de reemplazo. Además, se van a construir 23 kilómetros de la red de desagües y se limpiarán los 77 kilómetros de la red ya existente.

También se realizarán obras de fábrica, que incluyen 61 pasos salvacunetas y 443 caños prefabricados de hormigón con sus correspondientes embocaduras.

La concentración parcelaria de esta zona abarca 5.760 hectáreas de 1.147 propietarios. Tras la reordenación de la propiedad se ha pasado de 24.556 parcelas con una superficie media de 0,23 hectáreas a 3.261 fincas con una superficie media de 1,76 hectáreas, lo que supone multiplicar por ocho la dimensión de las mismas.