Agronews Castilla y León

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, ha clausurado hoy el acto de entrega de diplomas del ‘Programa de Desarrollo Profesional para Directivos y Técnicos de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla y León’.

Esta formación, organizada por la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl), surge al amparo del Plan Estratégico del Cooperativismo Agroalimentario de Castilla y León 2019-2023, como respuesta a la necesidad planteada de avanzar a un modelo cooperativo ideal para lo que se considera que es necesario disponer de una estructura de gestión profesionalizada. Aunque la formación no es el único factor necesario para alcanzar esta profesionalización, sí incide de manera clara en las posibilidades de desarrollo cooperativo.

El principal objetivo de este Programa es formar a técnicos y gestores capacitados para liderar ágiles y modernas cooperativas agroalimentarias, basadas en la era del conocimiento digital, cumpliendo en todo momento con criterios sociales, con capacidad de exportar a nuevos mercados y con la visión de la innovación como herramienta de competitividad. Los directivos y técnicos de cooperativas que han participado mejorarán sus competencias para el desarrollo de su actividad en ámbitos técnicos y de gestión en los que se han capacitado para la toma de decisiones.

Importancia del cooperativismo agroalimentario

Gerardo Dueñas ha destacado la importancia del cooperativismo agroalimentario de Castilla y León, que viene avalada por una facturación que supera los 2.900 millones de euros, proporciona más de 3.300 empleos y aglutina a más de 39.500 socios, de los que un 10% son jóvenes.

Las cooperativas prestan unos servicios esenciales a sus socios, concentran la oferta y comercializan las producciones, proporcionando además los insumos necesarios para las explotaciones.

El consejero ha incidido también en la importancia del cooperativismo de la Comunidad en el conjunto del sector nacional, con tres entidades de Castilla y León situadas entre las diez primeras cooperativas agroalimentarias españolas de primer grado por volumen de facturación.

Dueñas ha señalado que el objetivo de la Consejería es conseguir un sector cooperativo fuerte, incrementando la dimensión de las cooperativas y facilitando que los productores participen en las etapas posteriores de transformación y comercialización de sus productos, para así contribuir a un reparto más equitativo de la cadena de valor de los alimentos. Todo ello se verá plasmado en medidas concretas que se incluirán en el próximo Plan del Cooperativismo.

Por último, Dueñas ha señalado que, para cumplir esos objetivos, la Consejería tiene convocadas ayudas al sector cooperativo para facilitar la integración y el dimensionamiento, al mismo tiempo que apuesta por facilitar el rejuvenecimiento del sector cooperativo, otorgando ayudas del 50% del importe que los jóvenes deben aportar al capital social para adquirir la condición de socio de una cooperativa reconocida como entidad asociativa agroalimentaria prioritaria de carácter regional.