Agronews Castilla y León

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha adjudicado las obras correspondientes al ‘Proyecto de infraestructura rural de caminos en las zonas de concentración parcelaria de Ágreda-Aldehuela de Ágreda-Fuentes de Ágreda y de Valverde de Ágreda’, por un importe total de 7.103.951,06 euros. Las obras han sido adjudicadas a Transportes y Construcciones Blasgón, S.A., que cuenta con un plazo de ejecución de 36 meses.

El presente proyecto de obras comprende actuaciones en dos zonas de concentración colindantes y que abarcan la totalidad del término municipal de Ágreda. Este municipio abarca cuatro núcleos urbanos, el propio Ágreda y los anejos de Aldehuela de Ágreda, Fuentes de Ágreda y Valverde de Ágreda. A efectos de concentración parcelaria se dividió el municipio en dos zonas diferenciadas. La primera de ellas comprende los tres primeros, dedicados fundamentalmente al cultivo de secano, mientras que la segunda zona de concentración parcelaria abarca el anejo de Valverde de Ágreda, que se caracteriza por tener labor de secano, labor de regadío y cultivo de almendro.

Obras: 146 kilómetros de caminos agrícolas

Las obras que se van a llevar a cabo consisten en la construcción de 146 kilómetros de caminos agrícolas en 78 vías. La sección tipo de los caminos tiene una anchura variable entre cinco y seis metros con cunetas de 0,5 metros de profundidad.

Se va a realizar movimiento de tierras y realizar obras de fábrica consistente en la colocación de más de diez kilómetros de caños. Se colocarán también más de 300 metros de marco prefabricado, tres pasos canadienses, 642 metros de biondas y 54 entronques.

Para la señalización de la zona se colocarán tres carteles normalizados en sitios estratégicos para dar conocimiento de la obra y diez paneles de aluminio informativos. Así mismo se instalarán 98 señales de peligro triangulares, 63 señales de stop, 65 señales informativas y 153 señales de indicación reflectantes.

Además, se construirán diez sendas con una longitud de quince kilómetros para permitir el acceso a las zonas de pastoreo o de cultivo con vehículo todo-terreno o agrícola. Para su ejecución se prevé un desbroce ligero con mejora de la traza y la construcción de obras de fábrica para salvar los arroyos que impidan el paso.

También se construirá una balsa de acumulación de agua de 500 metros cúbicos de capacidad y se plantarán en las márgenes de algunos caminos especies autóctonas.

Mediante esta importante inversión se hará posible una adecuada comunicación de todo el territorio afectado por el proceso de concentración, permitiendo una mejora de las condiciones de la producción agrícola, ganadera y forestal de la zona, así como una mayor seguridad en la circulación por las carreteras, dado que la red de caminos propuesta sirve de alternativa para una correcta circulación del tráfico agrícola.

La Junta de Castilla y León sigue apostando por la inversión en el medio rural, mejorando las condiciones de vida y de trabajo de los agricultores y ganaderos de la provincia de Soria.

12.335 hectáreas a concentrar de 2.492 propietarios

La zona a concentrar de Ágreda-Aldehuela de Ágreda-Fuentes de Ágreda tiene una superficie de 10.239,64 hectáreas, con 1.484 propietarios y 11.537 parcelas, mientras que la zona de Valverde de Ágreda posee una superficie de 3.071,19 hectáreas, cuenta con 1.007 propietarios e incluye 5.403 parcelas. El total de hectáreas a concentrar entre ambas zonas será de 12.335, pertenecientes a 2.492 propietarios con un total de 16.940 parcelas.

Ambas zonas se encuentran en la cuenca hidrográfica del Ebro. Los ríos que estructuran la red hidrográfica son el río de la Casa o Val, afluente del río Queiles. Este es tributario del Ebro por su margen derecha, con el que confluye en la localidad de Tudela (Navarra) y se encuentra regulado por el Embalse del Val, en la localidad de Los Fayos. La zona de concentración parcelaria de Valverde de Ágreda vierte sus aguas al Barranco de la Nava y al río Añamaza, afluentes del Alhama. La pendiente longitudinal de todos los arroyos es muy fuerte, dado el desnivel que salvan. Esta hidrografía hace necesaria una importante inversión en obras de fábrica, dado que los arroyos dividen el espacio y crean barreras naturales que hay que salvar.

El proceso de concentración parcelaria de ambas zonas se encuentra en fase de elaboración de Bases Definitivas. Tras la exposición de las Bases Provisionales, la cual tuvo lugar el año pasado, y la encuesta de alegaciones a este documento, se está procediendo al examen de estas con la colaboración del Grupo Auxiliar de Trabajos formado por los agricultores de la zona.

Las concentraciones parcelarias favorecen la integración ambiental del territorio y la preservación de los paisajes, ya que en todos los procesos, además de cumplir estrictamente los concionantes ambientales de las evaluaciones de impacto ambiental correspondientes, se hace un proyecto de restauración ambiental.

Además, con la nueva distribución de la propiedad se produce un ahorro de combustible importante, debido a la reducción de distancias recorridas y a la regularidad geométrica y tamaño de las parcelas. Se ha estimado en un ahorro del 26 % del gasto de gasoil en las concentraciones de secano, que supondrá una reducción de más del 25 % en las emisiones de CO2, respecto a la situación anterior a la concentración.

Provincias: