Agronews Castilla y León

 

  • Una vez revisados por el organismo de cuenca, serán aprobados por la nueva entidad, que podrá estar operativa en el mes de marzo, en vísperas del inicio de la campaña de riego

  • Este modelo organizativo que agrupa a los diferentes usuarios, como fija la Ley de Aguas, permitirá optimizar el uso de los recursos hídricos de acuerdo con las demandas de cada momento

 La constitución de la Junta Central de Usuarios del Sistema Pisuerga-Bajo Duero enfila su recta final tras haber presentado esta semana el borrador de sus estatutos en la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que deberá revisar su contenido para verificar que cumplen la normativa, como paso previo a la aprobación del texto definitivo por parte de los representantes de los usuarios.

Según las previsiones, este hecho podrá producirse hacia el mes de marzo, de manera que la nueva entidad estará plenamente operativa al inicio de la campaña de riego de 2020, establecida el día 1 de abril, después de haber culminado una larga tramitación administrativa interna y externa de más de un año de duración.

Hasta el momento, existe una comisión gestora que preside Luis Alberto Nebreda Solórzano, mientras que Pedro Pablo Ballesteros ejerce como vicepresidente. El primero es el máximo responsable de la Comunidad de Regantes Canal del Pisuerga, de Palencia, que al ser la mayor en superficie es la que promueve –tal y como contempla la Ley de Aguas en su artículo 206- la creación de la Central, mientras que el segundo preside la Comunidad del Canal Toro-Zamora.

Este modelo organizativo tiene como principal ventaja la gestión de los recursos hídricos de modo más directo, de acuerdo con la demanda de cada momento, y mejorar el control de los consumos. Así, bajo la supervisión de la CHD, la Central permitirá ajustar más los desembalses procedentes de las presas palentinas de Aguilar, Cervera y Requejada en ciertos momentos del año, al conocer las necesidades reales de los usuarios que estarán interconectados de forma constante, para lograr así un aprovechamiento optimizado de los caudales.

 

Regantes, abastecimientos, industria y uso energético

La Central de Usuarios está formada por comunidades de regantes de las provincias de Palencia, Burgos, Valladolid y Zamora; titulares de concesiones individuales de los cauces que irrigan sus fincas de labor; varias minicentrales hidroeléctricas e industrias que toman agua de ambos ríos para su actividad, junto a diferentes municipios que se abastecen del Pisuerga y del Duero.

Entre ellos figuran Valladolid, Zamora, Toro, Arroyo de la Encomienda, Cabezón de Pisuerga, Fermoselle, Magaz de Pisuerga, Melgar de Fernamental, Herrera de Pisuerga y Alar del Rey, cuyos ayuntamientos gestionan el suministro de agua potable a la población a partir de tomas autorizadas por la CHD.

La Central de Usuarios del Pisuerga-Bajo Duero será la segunda entidad de este tipo presente en la cuenca tras el Sindicato Central de Barrios de Luna, en León, si bien su superficie equivalente –extensión real de regadíos más consumos fijados para otros usos, como energético o abastecimiento- es superior, al alcanzar las 73.000 hectáreas.

La experiencia vivida durante el verano de 2017, en la que la grave sequía obligó a adelantar al mes de agosto el cierre de campaña en gran parte de las zonas de regadío del sistema por falta de agua, e incluso conllevó restricciones en el riego de los parques de algunos de los municipios citados, ha resultado determinante para aunar voluntades en la creación de la Junta Central.

Además, no hay que olvidar, señalan los regantes, que el cambio climático conlleva una menor aportación de agua para riego al disminuir las precipitaciones y concentrarse en menor tiempo, aspecto en el que están muy sensibilizados los agricultores que apuestan claramente por la modernización de regadíos, porque supone un notable ahorro de recursos hídricos, la rotación de cultivos y la coordinación entre los usuarios.

Sección: