Agronews Castilla y León

La Interprofesional de Melón y Sandía de Castilla-La Mancha pide prudencia a la hora de sembrar. Se está iniciando en estos días la siembra temprana con manta térmica, y desde la Asociación regional aseguran que es el momento más importante en la campaña, pues “el sector debe hacer una planificación adecuada para evitar en lo posible los ‘dientes de sierra’ y excesos de oferta que después generen una bajada significativa en los precios, con los perjuicios económicos que eso conllevaría, máxime en un año como el que encaramos, con unos elevados costes de producción”.

Los inputs se han incrementado con respecto al año pasado de forma considerable: el abono un 250%, la luz un 300%, el gasoil un 250%, los plásticos que se usan para la manta térmica y los acolchados un 45%, la mano de obra (siempre que no falte y se encarezca más) un 20%, y el plantón y la semilla entre un 3% y un 10%. Teniendo en cuenta el elevado encarecimiento de todos los factores que intervienen en el proceso productivo, el precio de coste de producción del melón y sandía ha aumentado en un 30%, de media. Así las cosas, si el año pasado el kilo de melón se situaba entre los 0,26 y 0,28 € y el kilo de sandía entre los 0,18 y los 0,20 €, este año producir un kilo de melón pasará a costar entre 0,34 y 0,36 € y el kilo de sandía entre 0,23 y 0,25 €, según estimaciones de la Interprofesional.

Ante esto, la Interprofesional hace un llamamiento al sector para que se respete y cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria en lo que respecta a los costes de producción y a los precios que se establezcan por el producto. En este sentido, la Organización regional pide a la Administración “que descuelgue el teléfono y nos consulte, de la misma manera que actúa con la gran distribución”. La Interprofesional exige que se haga un esfuerzo excepcional, como lo son las circunstancias que atraviesa el sector por el incremento de costes, y se persigan las prácticas desleales que incumplan la Ley de la Cadena porque “de esto dependerá que la campaña sea, o no, una ruina”.

Previsión siembras

Una de las prioridades para la Asociación regional siempre ha sido la de ajustar lo máximo posible la superficie de siembra a la demanda final. Pero este año, más que nunca, los desajustes acarrearían resultados fatales. Y es que, al tiempo que aumentan los costes de producción, aumenta el riesgo y las posibles pérdidas para el productor. Escenarios a los que el sector debe adelantarse y actuar en consecuencia, siendo sensato en las siembras. Desde la Interprofesional se aconseja la programación escalonada de siembras y reajustes en las superficies.

El año 2021 estuvo marcado por una superficie de siembra en la región de más 5.600 hectáreas de melón y 3.100 de sandía, experimentando una ligera bajada con respecto al año anterior en el caso del melón y una subida en el caso de la sandía. En términos de producción, la campaña terminó con unas 215.000 toneladas recolectadas de melón y 204.000 toneladas de sandía. Consultado a los semilleros, la estimación en Castilla-La Mancha es que este año, en principio, se va a sembrar un 5% menos de melón y un 20% menos de sandía.

La Interprofesional advierte que el sector debería prever además el solapamiento de la campaña de Castilla-La Mancha con la almeriense y la murciana durante un mes (todo julio y parte de agosto). Las intensas lluvias han arrasado las primeras siembras murcianas, por lo que se espera que incrementen ahora las de las producciones tardías, retrasando su campaña y coincidiendo con la de nuestra región.

En este sentido, el presidente de la Interprofesional, Cristóbal Jiménez, ha insistido y ha pedido al sector mantener la moderación en las siembras. Recuerda que “la prudencia puede ser en estos momentos el mejor aliado para los productores de melón y sandía de Castilla-La Mancha”.

Sección: