Agronews Castilla y León

Representantes de ASAJA Toledo y UPA Castilla-La Mancha, junto a ganaderos de la comarca de Talavera de la Reina, se han reunido con la industria láctea Schreiber Foods, que cuenta con una planta de elaboración de yogures y postres lácteos en esta ciudad, para abordar la difícil situación que atraviesa el sector lácteo de la comarca con unos costes de producción disparados y que ponen en peligro la subsistencia de las granjas de leche, ya que los ganaderos necesitan precios justos para su viabilidad de cara al futuro.

Así lo han trasladado la presidenta de ASAJA Toledo, Blanca Corroto, y la secretaria general de UPA Toledo, Elisa Fernández, a los representantes de Schreiber, encabezados por el director de Compras en Europa, Julio Galán, en una reunión que ha tenido lugar en la fábrica de la compañía en Talavera de la Reina, y en la que también han estado presentes la representante de ASAJA en la zona, María Tapia, y el secretario de Ganadería de UPA Castilla-La Mancha, Julio Corrochano.

La compañía láctea, que compra más del 40% de la leche de vaca producida en la comarca talaverana, se ha mostrado receptiva a las demandas del sector productor y se ha comprometido a incrementar el precio base a los ganaderos a partir de este mes de noviembre, manteniendo la subida hasta la renovación de los contratos actuales, que expiran el 1 de febrero de 2022.

Precisamente, y de cara a la renovación de los contratos, desde UPA Castilla-La Mancha y ASAJA Toledo se ha instado a la industria a respetar la Ley de la Cadena Alimentaria, que obliga a no fijar precios en origen por debajo de los costes de producción y han insistido en la necesidad de que el reparto de beneficios sea equilibrado a lo largo de toda la cadena alimentaria para asegurar la supervivencia del sector primario y el abastecimiento de alimentos de primera necesidad como son la leche y los derivados lácteos.

 

Tags: 

Sección: