En las 3.000 industrias agroalimentarias de la Comunidad trabajan casi 37.000 personas  con un volumen de negocio que supera los 10.000 millones

El 63% del trabajo se reparte entre el sector cárnico, el del pan, la pasta, las pastas alimenticias y la industria láctea

La industria de productos de alimentación y bebidas es la primera rama industrial en España, según la última Encuesta Industrial de Empresas del INE, representando el 19,66% de las ventas netas de producto, el 17,48% de personas ocupadas, el 16,96% de las inversiones en activos materiales y el 15,29% del valor añadido.

Por comunidades, destaca Andalucía con 5.373 empresas (18,4%), seguida de Cataluña con 3.430 (11,8%), Castilla y León con 3.096 (10,6%) y Castilla-la Mancha con 2.439 (8,4%). Por volumen de trabajadores, el 79,82% de las empresas de la industria alimentaria tiene menos de 10 empleados, de las que el 27,54% son autónomos sin asalariados y el 52,29% cuentan con más de uno y menos de diez empleados. Solo el 3,76% tiene más de 50 empleados, lo que indica el alto grado de atomización de la industria alimentaria.

En Castilla y León, este sector –cuyas ventas han crecido los últimos cinco años un 20%, de forma destacada en el exterior– resulta vital si se tiene en cuenta que la industria agroalimentaria genera un negocio que supera los 10.000 millones de euros anuales, con casi 37.000 puestos de trabajo, de los que el 30,6% (alrededor de 11.300) pertenecen al subsector cárnico, cuya principal industria, la chacinera, se asienta en la comarca salmantina de Guijuelo y en las localidades limítrofes; seguido por el pan, la pasta y las pastas alimenticias con 7.100 trabajadores y la industria láctea, con 4.800.

Otros subsectores con una importante actividad económica son el de los vinos (3.400 trabajadores), conservas de frutas y hortalizas y productos destinados a la alimentación animal con 2.000 cada uno y azúcar, chocolates y confitería con 1.400. En menor medida, productos de molinería y transformación del pescado con apenas medio millar de empleados; aguas y bebidas alcohólicas y analcohólicas con 300 y el subsector de las grasas y aceites con un centenar de trabajadores.

Rosa María Fernández

Agronews Castilla y León