José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Desde hace algunas semanas Pedro Ruiz Aragoneses es el nuevo presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis. Un buen momento para analizar con la situación que vive este sector en estos momentos.

Beatriz Escudero ha contribuido a consolidar la situación de Vitartis, especialmente como interlocutor y representante de la industria agroalimentaria de Castilla y León ¿Qué objetivos se ha marcado para su mandato?

Efectivamente, mi primera iniciativa ha sido reconocer el trabajo realizado por Beatriz y los presidentes que nos han precedido, a los que he pedido que sigan aportando su experiencia y sus conocimientos.

Su contribución ha sido tan valiosa, en mi opinión, que la primera de las tres líneas de trabajo que me he marcado al asumir la presidencia se refiere precisamente a dar continuidad al trabajo realizado hasta ahora. Un trabajo que se ha reflejado en nuestro recién aprobado Plan Estratégico, con tres pilares estratégicos: sostenibilidad, competitividad y responsabilidad. Y desarrollado en 13 planes de acción, abiertos y dinámicos.

La segunda línea enlaza con el objetivo de situar a la industria alimentaria de Castilla y León como seña de identidad de la Comunidad. El tejido productivo del sector alimentario es mucho más que uno de los grandes motores económicos y sociales de la región. Es un sector estratégico y esencial de nuestra tierra, como se ha podido demostrar históricamente y en especial en el último año. Seguiremos trabajando por ocupar el puesto y el peso que merecemos en nuestra región y fuera de ella.

La tercera línea de trabajo persigue el objetivo de lograr una mayor proyección nacional e internacional. Es decir, desarrollar nuestro modelo de asociación en el ámbito nacional y también con otros países para mejorar nuestras buenas prácticas y servir de apoyo y proyección a los socios, al sector y a la región. Destacando el concepto de glocalización, respetando el origen y la identidad local con la visión y la actividad en un mundo globalizado.

Todo ello desde una actitud proactiva y positiva de trabajo y comunicación con todos nuestros grupos de interés, con el fin de sumar y tender puentes para el mejor de los desarrollos y los intereses comunes.

¿Ha servido la pandemia para que la sociedad reconozca el trabajo de la industria agroalimentaria?

Seguramente la pandemia ha hecho que el papel esencial del sector, que en condiciones normales puede pasar desapercibido por estar ‘normalizado’, se haya evidenciado de forma muy patente.

Las empresas agroalimentarias han sido capaces, no solo de adaptarse a las condiciones que la pandemia ha exigido para mantener la salud de sus trabajadores, sino que  han mantenido —incluso en los momentos más críticos— el abastecimiento para la población, con el mismo nivel de calidad y seguridad alimentaria en un ejercicio de máxima responsabilidad, mostrando así su compromiso con la sociedad en general.

En el caso de Castilla y León, insisto, el sector agroalimentario no es solo un sector esencial, sino que es un sector estratégico y seña de identidad, la oportunidad de desarrollo futuro de la Comunidad y el alma de la recuperación del medio rural.

Sin embargo, el sector ha soportado y sigue soportando el cierre del canal HORECA, que absorbe buena parte de su producción ¿Están siendo suficientes las ayudas de las administraciones?

La mejor ayuda que se puede recibir en estos momentos es agilizar la vacunación masiva de la población, con el fin de lograr la normalización de la actividad cuanto antes.

Y efectivamente, la recuperación del canal HORECA —que canalizaba en torno a un 30% de la producción agroalimentaria— es fundamental para nuestro sector. Por eso, en Vitartis trabajamos para conocer cómo va a ser su nueva configuración, consecuencia de los nuevos hábitos y tendencias de consumo, con el fin de que nuestros socios estén convenientemente preparados para ello.

Crecen las quejas sobre la vacunación contra el covid ya que, por ejemplo, agricultores, ganaderos, trabajadores de la industria agroalimentaria o de la distribución fueron calificados como esenciales, pero ahora son los grandes olvidados. ¿Va a pedir Vitartis que se agilice este proceso entre sus trabajadores?

Como asociación representativa del sector agroalimentario de Castilla y León, Vitartis ha respaldado las demandas formuladas por FIAB al Gobierno de la nación. Y en este sentido, tanto FIAB como otras organizaciones que representan al conjunto de la cadena de valor del gran consumo (ACES, AECOC, ANGED, ASEDAS, Cooperativas Agroalimentarias) han defendido frente al Ejecutivo que, de acuerdo a ese carácter de esencialidad, es imprescindible que los profesionales del sector agroalimentario tengan un acceso prioritario al plan de vacunación.

Es fundamental para poder garantizar el pleno funcionamiento de servicios esenciales en los que el teletrabajo no es posible, puesto que, en la mayoría de los casos, exigen presencia física para ser desarrollados.

Vitartis apuesta por la digitalización de la empresa ¿En qué iniciativas está trabajando ahora? ¿Cuáles quieren poner en marcha?

Desde que en el año 2016 pusimos en marcha nuestro Comité 4.0, vigente también en este momento, no hemos dejado de trabajar para apoyar, con la ayuda de expertos, la transformación digital del sector agroalimentario de Castilla y León. Y queremos seguir avanzando, porque, si bien la evolución ha sido muy positiva, aún queda mucho por hacer.

En estos momentos estamos trabajando en IMPULSO 40, una aceleradora colaborativa de proyectos de transformación 4.0 en la que contamos con el apoyo experto de Asti CS y la colaboración de los socios de Vitartis y en la constante búsqueda de soluciones 4.0 para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos y en los procesos del sector.

Finalmente, ¿Cómo animaría a una industria agroalimentaria de Castilla y León para hacerse socia de Vitartis?

Formar parte de Vitartis es apostar activamente por el sector agroalimentario de Castilla y León. Es formar parte de la Asociación que representa y defiende los intereses del sector en la región. Es trabajar junto con el resto de los actores del sector por avanzar en términos de sostenibilidad, de competitividad y de desarrollo, comprometidos con la región.

Ser socio de Vitartis supone, además, participar en un ecosistema de innovación abierta y colaborativa, formar parte de una plataforma que conecta el mundo de la ciencia y la tecnología con el mundo de la empresa, que pone en contacto a las empresas más representativa del sector y permite aprender de cada una de ellas y aportar el valor propio.

Cada uno de los socios aporta y recibe valor, nos enriquece.