Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Menos del 10% de las alubias que se sembraron en la provincia el año pasado pertenecen al Consejo Regulador

A punto de cumplir el primer año al frente de la Indicación Geográfica Protegida Alubia de La Bañeza-León, Apolinar Castellanos, también secretario provincial de la COAG, se muestra satisfecho tras meses de “mucho trabajo” porque, recuerda, se encontraron facturas y documentación pendientes desde 2015 (antes estaba en manos de Asaja, hasta que su presidente presentó la dimisión como se puede leer en esta noticia de Agronews http://bit.ly/2HCZLG3). Ahora, por fin, “se está acabando de rematar todo lo pendiente y empezamos a estar al día, las facturas ya se envían en tiempo y forma”. Trabajo intenso hasta ahora en los despachos,  pero también con los cultivadores porque el objetivo de esta directiva es que la superficie que se siembra en la provincia de alubia dentro del Consejo Regulador se duplique, el año pasado hubo 68 agricultores, que sembraron 450 hectáreas y obtuvieron una producción en torno a las 1.000 toneladas, es supone “una subida del 20% respecto a otros años”, ahora saldrá al mercado se comercializará con la contraetiqueta de la IGP, pero lo hace “en un año malo” no solo para las alubias, sino para la legumbre  en general, porque salvo en las últimas semanas, no ha hecho frío “y se echan menos legumbres en los pucheros”.

Históricamente, la alubia ha sido un cultivo muy extendido en la provincia de León, pero entre mediados delos 80 y los 90, explica  Castellanos, se empezó a dejar de sembrar  “porque no se veía interesante, da mucho trabajo, y, además, llegaron otros productos como el maíz, más cómodo y entonces, con buena rentabilidad”. Hoy en día, “se sigue sembrando porque el agricultor es profesional y tiene su rentabilidad”. Sin embargo, menos del 10% de las alubias que se siembran en la provincia están dentro de la IGP, el año pasado la superficie de esta legumbre fue de 4.800 hectáreas, de las que solo 450 están en el Consejo Regulador, “porque hay otras variedades en el mercado con más demanda, un precio más rentable para el agricultor y, por ello, se inclina por ellas”. Desde la presidencia de la IPG, Apolinar Castellanos hace un llamamiento a “productores y envasadores” para “apostar” por el cultivo y lograr el “ambicioso objetivo” de doblar la superficie”

 

IGP con saldo positivo

Después de casi 12 meses de trabajo, la IPG de la Alubia de la Bañeza-León ya tiene saldo positivo, pero ha sido un año muy intenso porque, asegura Castellanos, se encontraron con “facturas sin emitir y pendientes de pago por unos 10.000 euros, la empresa envasadora que dejó a deber casi 22.000 euros en 2016 y, además, se perdieron ayudas de  la Diputación y la Junta de Castilla y León por valor de 11.000 euros porque no había presidente y no se firmó la documentación”. Eso nos llevó a un “descuelgue” de 40.000 euros, que es el equivalente al presupuesto de dos años. “Ahora ya hay saldo positivo, pero hay que ir con pies de plomo”.

 

Los cambios en la PAC

los cambios en la PAC pueden afectar al cultivo de la alubia, pero en el caso de los agricultores que pertenecen a la IGP, Apolinar Castellanos, no cree que sea de manera importante porque se trata de “agricultores muy profesionales y con superficies pequeñas”, por tanto el hecho de que se restrinja el uso de productos fito sanitarios en un 5% de las Superficies de Interés Ecológico (SIE) “no afectará” porque el  “agricultor ya tendrá el 5% para dejarlo de barbecho o sembrarlo con otro cultivo de interés ecológico”. Ese cambio, resume, “no repercutirá en el 5% de las 450 hectáreas sembradas”

 

Las variedades de la IGP

Dentro del Consejo Regulador hay cuatro variedades:  Canela, Plancheta, Riñón y Pinta. La Canela tiene forma arriñonada y alargada, color canela uniforme y un peso de entre 50 y 62 gramos para 100 semillas. La Plancheta es de forma ovalada, color blanco y un peso de entre 44 y 52 gramos para 100 semillas. La Pinta destaca por su forma redondeada, color canela con pintas granates y un peso de entre 51 y 67 gramos para 100 semillas. Y, por último, la Riñón, como su nombre indica, tiene forma de riñón oval, color blanco veteado y con un peso de entre 41 y 57 gramos para 100 semillas.

Sección: