Agronews Castilla y León

En la tarde del día 6 la Guardia Civil de La Almunia de Doña Godina  recibió una llamada telefónica mediante la que un ciudadano informaba que había sorprendido a varias personas sustrayendo cerezas en un campo de su propiedad ubicado en el término municipal de Calatorao.

Ante estos hechos fue alertada la patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Épila que se trasladó al lugar, comprobando los hechos y entrevistándose con el propietario de la finca que se encontraba con una mujer de nacionalidad china junto a un vehículo cargado con 8 bolsas llenas de cerezas, manifestando a los agentes que la había sorprendido arrancando ramas de sus árboles y metiendo las cerezas en las bolsas.

Igualmente ponía en conocimiento de los agentes que junto a ella se encontraban otras dos personas, una de ellas un varón, que al observar la presencia del titular de la finca habían huido del lugar.

En una inspección realizada a la finca los agentes lograron localizar a una de las personas, concretamente al varón, que portaba otras dos bolsas llenas de cerezas y comprobando, a la vez, como cinco árboles se encontraban dañados, procediendo a la detención de estas dos personas que trasladaron a dependencias oficiales de la Guardia Civil de La Almunia de Doña Godina.

Una vez en dependencias policiales, la Guardia Civil recibió una segunda llamada telefónica mediante la que el perjudicado comunicaba haber encontrado a una mujer en un camino próximo a la explotación y que transportaba una bolsa de cerezas, por lo que los agentes regresaron al lugar, deteniendo a esta mujer y procediendo a su traslado al Cuartel de La Almunia de Doña Godina.

Una vez pesada la carga de cerezas sustraída, arrojó un peso de 150 kg con un valor aproximado de 1.000 euros. Por estos hechos fueron detenidos tres ciudadanos chinos, un hombre y dos mujeres, de edades comprendidas entre los 40 y 58 años y vecinos de Zaragoza, como presuntos autores de un delito de hurto de cerezas

Tags: 

Sección: