Agronews Castilla y León

En plena campaña de recogida de frutos secos y ante el repunte de robos y hurtos durante estas épocas, la Guardia Civil de Castellón refuerza las medidas de seguridad para impedir la comisión de este tipo de hechos delictivos e incrementan las inspecciones, vigilancias e investigaciones de todas las fincas rurales e instalaciones agrícolas y ganaderas para un desarrollo positivo de estas campañas.

En el marco de estos servicios para prevención de la comisión de este tipo de hechos, la Guardia Civil de San Mateu (Castellón) ha detenido a cinco varones como presuntos autores de un delito de hurto, perpetrados en dos parcelas de la zona agraria de la localidad de San Jordi, por la sustracción de más de una tonelada de algarrobas.

Los guardias civiles tuvieron conocimiento de un posible hurto de algarrobas en varias parcelas de la población gracias a la colaboración ciudadana, sorprendiendo “in fraganti” a dos de los presuntos autores en el momento del ilícito, emprendiendo la huida otras tres personas.

Los agentes procedieron a la detención de los dos varones, y después de realizar una inspección en el lugar localizaron escondidos en las inmediaciones a los otros tres presuntos autores restantes.

Así mismo, tras la realización de varias gestiones, pudieron acreditar que estas personas carecían de autorización para la recolecta de las algarrobas, y probaron que habían sido dos las fincas afectadas durante la comisión de este hurto.

Los agentes de la Guardia Civil aprehendieron la totalidad del producto que tenían recogido y almacenado en sacos, que arrojaban un peso total de más una tonelada y con un valor de mercado que ascendía de más de 1.100 euros.

Las algarrobas fueron entregadas en su totalidad a su legítimo propietario quien había interpuesto la pertinente denuncia.

Interponer la denuncia es determinante para la trazabilidad y recuperación del producto o los materiales sustraídos.

Sección: