Agronews Castilla y León

 

  • Se han detenido a seis personas e investigado a otras nueve por estos hechos

La Guardia Civil de Cantabria, en el marco de la operación KUDA, ha detenido a seis personas y abierto diligencias en calidad de investigados a otras nueve como presuntos autores de los delitos de falsedad documental, contra la salud pública y pertenencia a organización criminal.

Durante el mes de julio de 2021, el SEPRONA de la Guardia Civil de Cantabria, obtuvo diferentes informaciones sobre un grupo de ganaderos cántabros, que  podría estar realizando acopio de caballos comprados a un bajo precio con el fin de venderlos en Francia por un coste muy superior.

En ese momento, el SEPRONA puso en marcha la operación KUDA, con el fin de aclarar estos movimientos de ganado.

Tras meses de investigación, los agentes pudieron comprobar, cómo, un ganadero de esta región, organizaba compras de caballos por diferentes puntos de la geografía española, los trasladaba a Cantabria y les falseaba su documentación para posteriormente trasladarlos y venderlos en Francia.

El grupo criminal neutralizado se valía de veterinarios para presuntamente falsear las documentaciones de los animales con el fin de aparentar estar en mejores condiciones higiénico sanitarias, y así aumentar considerablemente su coste.

De las numerosas irregularidades, que los agentes pudieron apreciar a lo largo de la investigación, cabe destacar;

  • La posesión de animales que figuraban como muertos.
  • Equinos sin ningún tipo de identificación.
  • Animales en el que su pasaporte figuraban machos, cuando en realidad se trataba de hembras.
  • Fechas de nacimiento que no correspondían con la edad de los animales.

Gracias a estas prácticas presuntamente ilegales, los ahora detenidos, lograban un beneficio económico, ya que vendían caballos en mal estado como animales de una calidad muy superior.

Por estos hechos, se detuvo a seis personas como presuntas autoras de los delitos señalados.

Así mismo, la organización utilizaba a otras nueve personas encargadas, por un lado, de conseguir  caballos, y por otro de transportarlos, tanto dentro de nuestro país como para trasladarlos a Francia. Todas ellas ahora investigadas como presuntas autoras de los delitos señalados.

Gracias a esto, la organización podría haber vendido al país vecino, al menos a 87 cabezas de ganado.

El SEPRONA logró recuperar una treintena de caballos antes de ser trasladados a Francia, quedando a disposición de un juzgado de Torrelavega.

En esta operación se contó con el apoyo de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, principalmente para la verificación de documentaciones  y  estado de los equinos recuperados.

Sección: