Agronews Castilla y León

La Guardia Civil en el marco de servicios preventivos de las patrullas para evitar robos en viviendas de zonas rurales, sorprendió in fraganti a un varón de 34 años, transportando sacos de algarrobas en una finca de la localidad de Sant Llorenç des Cardassar. En total se intervinieron 300 kilos que fueron devueltos a su legítimo propietario. Se procedió a la detención de esta persona, por un supuesto delito hurto.

La detención originó una investigación y posteriores gestiones en diversos establecimientos de compra de algarrobas, los agentes comprobaron que el detenido había vendido cantidades muy superiores a las inicialmente localizadas. Según los investigadores, el autor de los hechos en coordinación con otros tres varones habían vendido una cantidad equivalente a 1 tonelada y media de este fruto. Todo sustraído de diversas fincas rústicas de la zona de Sant Llorenç y Son Servera. Se detuvo a uno de ellos y se investigó a los otros dos, tras comprobar el grado de implicación que tuvieron los tres hombres en los hechos descritos.

Tags: 

Sección: