Agronews Castilla y León

 La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de ‘Plan contra el robo en explotaciones agrícolas y ganaderas’ y en colaboración con la Policía Local de Calasparra, ha desarrollado la operación ‘Chariot’, una investigación dirigida a esclarecer una serie de robos en fincas agrícolas de la comarca del Noroeste, que se ha saldado con la desarticulación de un grupo criminal, formado por cuatro personas, a las que se les atribuye la presunta autoría de delito de robo con fuerza.

La Guardia Civil ha esclarecido 11 delitos de robo con fuerza y ha recuperado un remolque ligero.

La investigación se inició en diciembre del pasado año, cuando guardias civiles de los equipo ROCA de Caravaca de la Cruz tuvieron conocimiento del robo cometido en una explotación agrícola del municipio de Cehegín, de donde fueron sustraídos un remolque ligero –valorado en más 3.000 euros­– y combustible. El recinto resultó con daños de consideración.

En el primer trimestre  del presente año, el robo de otro remolque, ocurrido en el municipio de Moratalla, así como otros robos en zonas despobladas de la comarca del Noroeste murciano, hizo sospechar a los agentes que podía tratarse de un grupo criminal que especializado en el robo en fincas agrícolas.

 

Robos por valor de 10.000 euros

Las pesquisas practicadas permitieron conocer que su objetivo era tanto remolques, como herramientas, gasóleo, baterías e instalaciones eléctricas, llegando a sustraer más de mil litros de gasoil y cable de cobre, valorado en más de 10.000 euros

Con ocasión del robo cometido en una cantera de triturado de piedra, la planta tuvo que parar su actividad laboral durante varios días, con los consiguientes perjuicios económicos.

Finalmente, después de varios meses de investigación, la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Calasparra, identificó a tres personas, presuntamente vinculadas en el ámbito delincuencial –vecinas de Murcia y Albacete– quienes, al parecer, organizaban sus tareas delictivas para llevar a cabo los robos de forma continuada.

La operación ‘Chariot’ se ha saldado con la desarticulación de un grupo criminal cuyos, tres de cuyos miembros han sido detenidos y un cuarto investigado como presuntos autores de, al menos, 11 delitos de robo con fuerza en explotaciones agrícolas y mineras de la comarca del Noroeste.

La Guardia Civil ha recuperado uno de los remolques sustraído que, con el número de bastidor falsificado, había sido vendido a una tercera persona.

Los detenidos, los objetos recuperados y diligencias instruidas  han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz.

Tags: 

Sección: