“Los ganaderos todavía tienen muchas dudas sobre el sistema Ítaca y es la gran preocupación, su funcionamiento”. Así lo ha indicado hoy Fernando Fernández, de los servicios técnicos de porcino ibérico de Castilla y León de Nanta, en la jornada profesional que ha hecho balance del primer año de Norma de Calidad.

Fernández ha explicado que el sector se encuentra en la fase de transición, pero destacando que se ha profesionalizado “a pasos agigantados”. Los ganaderos “son muy profesionales y la evolución es parecida a la del porcino blanco, pero a toda velocidad, con mejores producciones”. Para este experto en ibérico, la burbuja ya ha desaparecido. “Estamos en una fase que están en el mercado los jamones de cerdos de hace dos años, que no había muchos”.

Respecto al grado de cumplimiento en este primer año de Norma de Calidad, afirmó que es “bastante alto, sobre todo por la preocupación del ganadero por cumplirla”. Ya con la norma anterior, aseguró, desapareció mucho fraude y ahora “si vas a comprar un jamón de bellota, tienes todas las garantías”. Para Fernández, el grado de cumplimiento de esta modificación de la norma “va a ser todavía mayor que la anterior”.

Rosa María Fernández  - www.salamancartvaldia.es

Fotos: Alberto Martín

Provincias: