Agronews Castilla y León

 

  • Un estudio sugiere que la promoción de tierras en barbecho debe realizarse mediante un ambicioso sistema de incentivos medioambientales a los agricultores

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) asegura que una gestión extensiva del barbecho podría reconciliar la agricultura con la conservación de la avifauna que habita en ambientes agrícolas. El estudio, publicado en la revista Journal of Applied Ecologysugiere que la promoción de tierras en barbecho, clave para las especies de aves agrarias, que llevan décadas sufriendo un fuerte declive, debe realizarse mediante un ambicioso sistema de incentivos medioambientales a los agricultores en el marco de la próxima Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea.

Desde la segunda mitad del siglo XX, las aves que habitan en los medios agrarios han sufrido fuertes declives en Europa a causa de la intensificación de las prácticas agrícolas. Estas tendencias poblacionales negativas están vinculadas a la pérdida de zonas de vegetación seminatural, particularmente a la disminución de los barbechos, terrenos de labor que se dejan sin sembrar periódicamente para que se recuperen los nutrientes del suelo.

Según los investigadores, las sucesivas reformas de la PAC han contribuido a la progresiva desaparición de los barbechos. A partir de 2010, la superficie de tierra agrícola en barbecho sufrió una acusada reducción en distintos países de la Unión Europea cuando se eliminó de la PAC la obligatoriedad de mantener una fracción de la tierra arable en barbecho. En 2014, la PAC quiso aumentar su compromiso medioambiental impulsando una nueva figura llamada “pago verde”, consistente en una serie de medidas para proteger el medio ambiente y su biodiversidad.

“Una de las medidas de este pago verde era la obligatoriedad de mantener un 5% de la superficie agrícola como superficie de interés ecológico para promover la biodiversidad. Entre estas se encontraba como opción dejar la tierra en barbecho, recuperando de esta manera la protección de este uso del suelo clave para muchas aves agrarias. Sin embargo, los agricultores prefirieron optar por otras opciones productivas, como los cultivos fijadores de nitrógeno o los cultivos intermedios”, explica la investigadora Rocío Tarjuelo, que trabaja en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (un centro mixto del CSIC, la Universidad de Castilla-La Mancha y la Junta de Comunidades de Castilla La-Mancha).

Apostar por la biodiversidad

Los incentivos de la PAC en medidas de protección de la biodiversidad han resultado, destaca el artículo, “insuficientes” para hacer más atractivas a ojos de los agricultores las superficies de interés ecológico más interesantes desde el punto de vista de la conservación.

“La nueva PAC, que actualmente está siendo debatida entre la Comisión Europea y los Estados Miembro, debe apostar con mayor firmeza por promover las medidas más eficaces para la protección de la biodiversidad teniendo en cuenta cuáles son los intereses de los agricultores. En este sentido, proponemos que la nueva PAC proteja los barbechos para la biodiversidad dentro de la condicionalidad y que promueva una gestión extensiva de los mismos a través de pagos a los agricultores financiados con los nuevos ecoesquemas”, resalta Tarjuelo.

Evidencias científicas han mostrado recientemente que aves de estos medios agrícolas preferían los barbechos que habían sido sometidos a un nivel bajo de manejo -realizar laboreo o picado una o dos veces al año, previamente a la época reproductora de las aves– antes que barbechos sin ningún tipo de gestión, en los que la vegetación presentaba una cobertura y altura excesivas para estas aves.

“Defendemos que esta gestión extensiva del barbecho puede introducir un cambio de paradigma en la percepción que en la actualidad los agricultores tienen de los barbechos como una fase improductiva dentro del ciclo agrícola, para acercar la agricultura a la conservación de la biodiversidad”, subraya la investigadora del CSIC.

El estudio resalta que fomentar un manejo extensivo de los barbechos recompensando a los agricultores les permitiría realizar un control extensivo de las malas hierbas evitando el uso abusivo de los pesticidas, a la vez que mejoraría la calidad del hábitat para las aves agrarias.

Sección: