Agronews Castilla y León

El Colegio Profesional de Geografía en Castilla y León ha mostrado su solidaridad con los afectados por el incendio de la Sierra de la Culebra. Para la institución colegial se trata de una catástrofe medioambiental de primer orden en la comunidad, que unida a lo ocurrido en Ávila el año pasado, apunta la necesidad de invertir y actuar en políticas de prevención.

Desde la geografía profesional indican que, aunque los incendios siempre han estado presentes en nuestra región, el recrudecimiento de los últimos años tiene que ver con el abandono de los montes generado por el despoblamiento y con el cambio climático y es que la matorralización unida al incremento de la evapotranspiración de las plantas multiplica la sequedad. Según Alfonso Pisabarro, profesor de Geografía en la Universidad de León y miembro del Colegio Profesional “La desaparición de la actividad agro-silvo-pastoril en las áreas más despobladas ha provocado que se sustituyan los usos de suelo por una matorralización e incremento de vegetación en áreas que servían de cortafuegos como praderas y caminos”. Además desde el Colegio profesional apuntan que el Calentamiento Climático hace que la evapotranspiración de las plantas sea mayor y que, por lo tanto, se reduzca la humedad, además de la escorrentía y el caudal de ríos y arroyos de forma drástica.

Por ello, los geógrafos y las geógrafas, creen necesario no solo un esfuerzo en prevención de incendios aumentando efectivos sino todo un cambio de modelo para luchar contra las consecuencias del abandono que introduzca la necesidad de convertir algunas áreas en parques culturales donde se incentiven algunas actividades pastoriles alejadas de la visión mercantil, con un objetivo medioambiental.

Sección: